Recomendaciones para Preparar tu Economía antes de Embarazarte

Escrito por Parents' Place

Muchos padres pueden sorprenderse de qué tan caro puede llegar a ser el tener un hijo. Por lo tanto, es importante planear con tiempo para que los nuevos gastos sean más fáciles de manejar, ya que aún haciéndolo habrá sorpresas. 

¿Qué puedes hacer para prepararte económicamente?

  • Revisa tu presupuesto. ¿Cómo el tener un bebé afectará tus ingresos?
  • Revisa la política de ausencia por incapacidad por maternidad de tu trabajo en tu país, las mujeres están protegidas para que durante el embarazo no realicen trabajos que impliquen mucho esfuerzo que puedan dañar su salud y la salud del bebé. Además esta ley indica que las mujeres deben gozar de un descanso antes y después de dar a luz recibiendo su salario íntegro y conservando su empleo. Así mismo existen algunas empresas con la misma política para los padres que necesiten cuidar de sus hijos recién nacidos.
  • Haz del ahorrar un hábito.
  • Haz tus compras inteligentemente poniendo prioridades.

CONSEJOS PARA LOS HOMBRES (O mujeres en su caso)

1. Es probable que la idea de tener un hijo te haga pensar en los gastos para el futuro y te sientas algo preocupado de cómo los cubrirás. Un plan organizado de tus ingresos actuales puede ayudarte a sentirte más tranquilo. Una vez que ya decidieron empezar a intentar concebir, no olvides disfrutar la decisión aparte de preocuparte por el futuro.

2. Antes de que tu mujer quede embarazada, revisa tu seguro de gastos médicos y verifica que abarque los gastos de las visitas al ginecólogo y los del parto. Es probable que tu compañía de seguros tenga una lista de ginecólogos preferidos, elijan uno de la lista para que sólo tengas que hacer unos cuantos pagos y no hayas gastado una fortuna aún antes de que el bebé haya nacido.

3. Si no tienes seguro médico, revisa con cuidado e investiga lo que los centros de salud de tu comunidad te ofrecen en ésta área.

4. Investiga acerca del almacenamiento de la sangre del cordón umbilical.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.