Aprendiendo a cambiar lo que no funciona: Habilidad esencial en la educación de los hijos.

Escrito por Parents' Place

Es muy importante que como padre puedas mirar tus acciones y reconocer cuando una estrategia que se ha hecho por un tiempo razonable no está funcionando. Un ejemplo de esto es la escuela en la que decidiste meter a tu hijo.

   Es en este momento cuando se debe cambiar el “patrón” para que tu hijo cambie el suyo. Siguiendo con el ejemplo, es en este momento que tras ver que tu hijo no es feliz y no logra tener éxito en la escuela en la que está, empieces a buscar una que se acople más a las necesidades de tu pequeño. Es importante que como padres tengamos el entendimiento y el valor para pensar cómo podemos hacer las cosas de diferente manera porque la manera actual no está funcionando. Recuerda que nadie nace sabiendo ser padre, por lo que es posible que en el transcurso se cometan errores, y lo importante no es que no cometamos ninguno, sino saber como resolverlos.

    Hay ocasiones que los patrones negativos de los padres están basados en “mitos” o en el exceso de equipaje que venimos cargando desde nuestra niñez. Ante estos casos es esencial pensar que cuando cambiamos nuestra forma de pensar, no significa que nos estamos rindiendo o que estamos malcriando a nuestros hijos. Por lo contrario, al cambiar de opinión le estamos enseñando que hay maneras alternas de resolver los problemas. Ayuda a tu hijo a aprender a ser responsables de sus equivocaciones para que aprenda a manejar situaciones difíciles.

Basado en información del libro “Raising Resilient Children” (2001) de Robert Brooks y Sam Goldstein