¿Como empieza la amistad entre niños?

Escrito por Parents' Place

 

¿Cómo empieza la amistad entre niños?

A veces podemos dar por hecho que las relaciones se dan de manera automática, pero la realidad es que para ser amigo hay que aprender muchas cosas: seguridad en uno mismo, saber compartir, tener paciencia , saber esperar turnos, entre muchas otras cosas.

Sabemos que cada niño es distinto según sus carácter y temperamento, aún así es posible hacer algunas generalizaciones del comportamiento que los niños tienen cuando les toca convivir con otros niños en diferentes etapas de acuerdo a su desarrollo. A continuación te presentamos los primeros indicadores de que tus hijos están aprendiendo a ser amigos:

A los 18 meses

  • Ellos observan y copian lo que hacen los niños a su alrededor.
  • Requieren de adultos para estar calmados y tranquilos.

A los 2 años

  • Juegan uno a un lado de otro pero no cooperando e interactuando, más bien comparten espacio, pero no necesariamente entre ellos.

A los 2 años y medio.

  • Algunos niños aprenden a intercambiar juguetes en vez de agarrarlos sin pedirlos.

A los 3 años

  • Con ayuda de un adulto, los niños de 3 años aprenden a respetar los derechos de otros niños.
  • Aprenden a compartir, tomar turnos y cooperar.
  • Aún necesitan que adultos les ayuden a expresar sus deseos y necesidades.
  • Usualmente juegan mejor con un niño a la vez.
  • Pueden empezar a elegir con quién jugar, usualmente buscan niños con los que comparten sus niveles de energía.

A los 4 años

  • Los niños pueden empezar a utilizar el lenguaje para cambiar las acciones de otros.
  • Ahora que entienden la diferencia de “Un accidente” y “A propósito” pueden dejar de reaccionar a incidentes sin intención.
  • La mayoría tienen menos problema para compartir, aunque a algunos aún les cuesta trabajo tomar turnos y cooperar.
  • Muchos niños de 4 años ya prefieren jugar con otros niños que con adultos.
  • Con sus nuevas habilidades sociales, empiezan a aprender a jugar en pequeños grupos de tres o cuatro niños.
  • Aprenden a compartir juguetes, y disfrutan trabajar juntos para conseguir una meta en común, como construir algo o jugar un juego imaginario.
  • Empiezan a aprender de causa y efecto, por lo que empiezan a aprender de la experiencia.
  • Aún requieren ayuda de adultos para empezar una nueva actividad o resolver conflictos.
  • Se sienten muy unidos a los amigos con los que comparten juegos.
  • Pueden llegar a sentirse celosos si su amigo juega con alguien más.
  • Requieren de ayuda para lidiar y para expresar sentimientos fuertes y reaccionar apropiadamente.

A los 5 años

  • La mayoría de los niños de 5 pueden compartir y jugar con otros por largos períodos de tiempo sin supervisión constante de un adulto(existen algunas excepciones, por ejemplo entre hermanos esto no siempre se da).

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.