¿Cómo pone atención tu hijo?

Escrito por Parents' Place

Ayuda a tu hijo a Poner Atención 

Comprender que tu hijo no puede atender a los estímulos de la misma manera que un adulto te permite conocer más su comportamiento y así planear actividades apropiadas para su edad y sus períodos de atención. Tú puedes ayudar a tu bebé a desarrollar períodos de atención más largos.

Desde que nacemos contamos con cierta capacidad para atender aquellos estímulos que nos rodean. Es posible hablar sobre tres diferentes tipos de atención:

1) ATENCIÓN SENSORIAL Se refiere a la atención a todo aquello que se escucha, se huele, se ve o se siente. Se encuentra presente desde una muy temprana edad. Este tipo de atención al medio que los rodea hace que los bebés se encuentren constantemente en estado de alerta, buscando estar seguros. Un ejemplo de esto es cuando los bebés automáticamente voltean al escuchar el ladrido de un perro o un ruido fuerte.

2) ATENCIÓN A LOS GUSTOS E INTERESES Se refiere a la atención dirigida a los intereses o gustos. Algunos ejemplos son la atención que se le presta a la comida porque se tiene hambre o al partido de fútbol en el que juega tu equipo favorito. En el caso de los bebés, sería a materiales, sonidos o juguetes que les llaman la atención. Para que un bebé mantenga este tipo de atención, los materiales requieren ser muy atractivos para él como colores brillantes u objetos en movimiento.

3) ATENCIÓN MANIPULADA Este tercer tipo es aquella que le prestas a algo porque te han pedido que lo hagas. Es el proceso que te permite leerle el mismo cuento a tu hijo por décima vez, o realizar esa aburrida tarea que te pidió tu jefe. Tu bebé no cuenta con este tipo de atención desde los primeros meses sino que la va desarrollando gradualmente.

Así como existen tres tipos de atención, también existen dos diferentes maneras de poner atención:

  1. ATENCIÓN ABIERTA Y GLOBAL: Se refiere a los momentos en que ponemos atención a varios aspectos del entorno al mismo tiempo durante períodos cortos de tiempo. Un ejemplo de esto es andar en bicicleta, al hacerlo tu atención se enfoca en pedalear, en el tráfico del camino, en la vista frente a ti, y en el aire que te pega en el rostro. Todos estos diferentes aspectos te dan una impresión general de lo que esta sucediendo.
  1. ATENCIÓN FOCALIZADA: Se refiere a la capacidad de concentrarse en una sola cosa por largos períodos de tiempo. Al utilizar este tipo de atención, notas los detalles en secuencias en vez de todos a la vez. Este tipo de atención es necesaria para seguir instrucciones, escribir un artículo, o hacer un rompecabezas.

 

La atención abierta y global es como la luz de una lámpara en el techo que ilumina la habitación, mientras que la atención focalizada es como el rayo de luz dirigida que proviene de una linterna. Todos necesitamos poner atención de las dos maneras. La atención abierta nos da mucha información rápidamente, así como nos hace más creativos ya que nos permite hacer conexiones y crear nuevos patrones. Sin embargo, al mismo tiempo, ninguna actividad puede ser completada sin la atención focalizada que permite realizar una actividad paso a paso y permite que una actividad “nos absorba”.

Lo ideal para tener un buen aprovechamiento es poder cambiar fácilmente de un estado abierto de conciencia a uno focalizado. Un niño con Déficit de Atención, por ejemplo, puede notar todo lo que hay en su entorno pero no logra filtrar información ó focalizar su atención. Sin embargo, existe evidencia que los niños con Déficit de Atención no se distraen en absolutamente toda situación, ellos pueden focalizar su atención en situaciones en las que se encuentran uno a uno con algún adulto, o en actividades que son de su interés.

La mayoría de nosotros contamos con una combinación única de atención abierta y atención focalizada, y nos beneficiaríamos en aprender y perfeccionar la habilidad de cambiar fluidamente de una atención a otra.

A medida que crecemos vamos aprendiendo a ejercitar los diferentes tipos de atención. El ser humano cuenta primordialmente al nacer con la atención a los sentidos y ejercitamos a medida que vamos creciendo la atención manipulada.

Comprender que tu hijo no puede atender a los estímulos de la misma manera que un adulto permite que sepas qué esperar de él y planees actividades apropiadas para su edad y sus períodos de atención. Tú puedes ayudar a tu bebé a desarrollar períodos de atención más largos. La televisión y los video juegos no ayudan a extender los periodos de atención, sino que por el contrario pueden influir para que los periodos de atención de tu hijo sean más cortos.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.