La Empatía, "la capacidad de ponerme en sus zapatos"

Escrito por Parents' Place

 Una base fundamental para que tus relaciones fluyan armónicamente es la empatía y la relación entre padres e hijos no es excepción.

La empatía es la capacidad del padre para ponerse en los zapatos de su hijo y ver el mundo a través de sus ojos. La empatía no implica que estés de acuerdo con todo lo que hace tu hijo, sino que intentes apreciar y validar su punto de vista.

Ser empático no es tarea fácil y menos cuando se está enojado, molesto o decepcionado. Así que cuando la conducta de tu hijo te haga enojar, intenta respirar profundo y empieza por preguntarte:
¿Qué ha llevado a mi hijo a hacer lo que hizo? Quizá sólo quería llamar mi atención o la de sus amiguitos.

¿Qué es lo que más necesita en este momento? Un grito, un castigo, tiempo solo.

¿Cómo me gustaría que mi hijo me describiera? Comprensivo, atento, tranquilo, justo.

¿Cómo realmente me describe mi hijo y si está cercano a la forma en que me gustaría que me describiera?

¿Con mi manera de reaccionar logro que mi hijo sea más receptivo a lo que digo?

¿Me gustaría que alguien me hablara de la forma en que yo le hablo a mi hijo?

Si puedes ir más allá de tu frustración o molestia, y te puedes hacer estas preguntas, estás practicando la empatía, además estás sentando las bases para desarrollar una relación sana con tu hijo y estás practicando un método de crianza efectivo.

Inténtalo y recuerda que PARENTS PLACE está contigo.

Basado en información del libro “Raising Resilient Children” (2001) de Robert Brooks y Sam Goldstein