Los Berrinches en Niños de 1 a 3 años

Escrito por Parents' Place

¿Porque tu hijo hace berrinches?
Entre el primero y el tercer año de vida, los berrinches son sumamente comunes en los niños. Un berrinche puede empezar sin previo aviso, puede no darte señales para prepararte. Puedes estar un minuto cómodamente disfrutando de una comida en un restaurante con tu pequeña y para el siguiente minuto tenerla gritando, llorando y/o pataleando porque el popote esta doblado. Así son los berrinches, perfectamente diseñados para desesperar a cualquiera.

La herramienta principal que requieres para tratar un berrinche es tu paciencia, si la pierdes, estas perdido.

Los berrinches en los primeros tres años de vida son en su mayoría reacciones a la frustración. Los niños de esta edad empiezan a comprender mucho más palabras, aún así la producción de lenguaje es aún limitada. Esta incapacidad para expresar con palabras sus deseos provoca una frustración inmensa que se actúa en un berrinche.

¿Como reaccionar a un berrinche?

  • No pierdas la paciencia: Mientras el niño esta envuelto en su berrinche, no va a escuchar absolutamente nada de lo que le llegues a decir. Si gritas o amenazas, lo más probable es que responda negativamente, grite, llore y patalee aún más. Lo ideal es que te quedes con él, intenta no irte de ahí para que no se sienta abandonado, pero IGNÓRALO. No refuerces una actitud negativa abrazándolo, o tratándole de explicar como debería reaccionar. Deja que se le pase solo y se tranquilice. El peor momento para hablar con ellos es cuando está enojados o frustrados.
  • No negocíes No importa cuanto tiempo dure el berrinche, no demandes o intentes negociar con el niño gritando.
  • Intenta no preocuparte de lo que piensan los demás, todos aquellos que son padres han vivido un episodio como el tuyo antes, o lo vivirán en algún momento. Si le concedes sus deseos o intentas hacerlo, lo único que le estarás enseñando a tu hijo es que un berrinche es una buena forma de lograr lo que quiere. Además hay que tomar en cuenta que el niño ya está suficientemente desconcertado de que se encuentra fuera de control, no necesita que tú pierdas el control también.

Si el berrinche se hace cada vez más grande y el niño empieza a lastimarse o a lastimar a otros, cárgalo y llévalo a un lugar seguro, cuando estén ahí, explícale que el está ahí “porque le pegó a alguien” o “se pegó el mismo”. (Recuerda utilizar comunicación efectiva, nada de NUNCAs y SIEMPREs), y dile que se quedaran ahí hasta que termine su berrinche y se calme.

  • Habla con tu pequeño después del berrinche:

Cuando el berrinche haya pasado, abraza a tu hijo y platica con él acerca de lo sucedido. Hazle notar su frustración, y ayúdale a ponerla en palabras como “Te enojaste porque el popote se dobló y ya no lo podías utilizar”. Platica con él acerca de los beneficios de hablar, en vez de llorar y gritar. Muéstrale con escenificaciones como hacerlo y pídele que lo haga para luego retroalimentarlo.

  • Aprende a identificar posibles situaciones que ocasionen berrinches:

Existen situaciones cotidianas en cada niño, que desencadenan reacciones de frustración. Algunas generales como el cansancio o el hambre y otras muy particulares en cada niño, como no sentirse escuchado, o no anticipar un cambio. Si es común que haga berrinches cuando tiene hambre, entonces carga contigo unas galletitas. Si batalla para cambiar de actividad, puedes prepararlo con anticipación antes de hacerlo (“Vamos a cenar después de que termines de leer la historia con papá”). Esto le da tiempo para adaptarse a la situación cambiante en vez de solo reaccionar al cambio o a la misma situación una y otra vez..

  • Elige tus batallas:

Muchas veces nos aferramos tanto a las reglas que nos olvidamos de ser flexibles. Trata de relajarte, las reglas son buenas, aún así no pasa nada si un día se quedan 5 minutos más jugando cuando ya es la hora del baño, o si tu pequeño decide ponerse calcetines de diferentes colores. Es importante que no te estreses demasiado, y no le transmitas este estrés a tu pequeño.


¿Cómo controlar los berrinches en niños pequeños?
 

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.