Aprendizaje de la Lectura

Escrito por Parents' Place

Es importante aclarar que la edad en que tu pequeño aprenderá a leer no marcará diferencias en las habilidades de lectura en su vida, su coeficiente intelectual, o su éxito en la escuela. Desde la antigüedad los niños son enseñados a leer a los 7 años, ya que el 80% de los niños logra aprender a leer a esa edad. Existen niños que son lectores naturales precoces y pueden reconocer las letras de su nombre o de una marca conocida para ellos desde los 3 años. Otros, en cambio, son lectores naturales maduros, quienes aprenden a leer hasta los 8 años pero una vez que lo hacen, la lectura se vuelve fácil para ellos.

leyendo2

Aprender a leer es un proceso que requiere que el niño domine tres habilidades básicas. Estas habilidades son la sintaxis, la semántica y la fonética.

Sintaxis: Es la forma en que las palabras y las frases se unen para formar enunciados y párrafos. Cuando tu hijo comprende la sintaxis, logra entender la estructura gramatical y la relación que tienen las palabras entre sí. Por ejemplo: Cuando tu hijo es un bebé sostiene un libro al revés. A medida que crece, va comprendiendo que los libros tienen un derecho y un revés, que las palabras se leen de izquierda a derecha, y que la historia sucede y continúa al pasar la página. Cuando tu pequeño entiende la estructura de un libro, empieza a comprender lo que hay dentro de él como las palabras, los enunciados, los párrafos, y los capítulos. Poco a poco, tu hijo comprenderá con nuevos libros las pausas en una oración y los propósitos de la puntuación.

Semántica: Es el significado de las palabras y los enunciados. Implicando la habilidad para reconocer y definir las palabras, para predecir la trama de una historia, comprender a los personajes, hablar sobre el significado de un párrafo o de un libro completo después de leerlo. Una vez que tu hijo comprenda la semántica, podrá comprender cuentos e historias y entender los sinónimos y los antónimos. Podrá sustituir palabras como “bola” por “pelota” y diferenciar palabras con significado similar.

Fonética: Se refiere a los sonidos que hacen las letras y la relación entre las palabras escritas y habladas. La fonética es la parte mecánica del proceso de lectura. La fonética incluye el reconocimiento de palabras parecidas como bala y bola, reconocer las palabras que riman, conocer las raíces, los prefijos y los sufijos de las palabras.

Al desarrollar la lectura, tu hijo dominará estos procesos juntos, no uno por uno. Sin embargo, algunos niños comprenden mejor la sintaxis y la semántica antes de la fonética. Esto quiere decir que es posible que tu hijo aprenda que un libro se lee de izquierda a derecha, antes de que sepa como se escucha la letra /c/.

PASOS PARA APRENDER A LEER

*Construye una actitud positiva: El primer paso es que tu hijo desarrolle sentimientos positivos a los libros. Para lograrlo debes intentar que tu hijo se divierta escuchando un cuento contigo o viendo los dibujos que aparecen en el mismo. Entre los 6 y los 12 meses, puedes empezar por señalarle objetos en los cuentos y nómbraselos. Es probable que tu hijo de 2 años quiera escuchar el mimo cuento muchas veces, puedes intentar cambiar las voces o invitarlo a inventar un final distinto para hacerlo divertido.

*Escuchar sonidos separados: A partir de los 3 años, tu pequeño empezará a notar palabras que riman en canciones y versos. Estos sonidos repetitivos ayudan a tu hijo a reconocer que las palabras están formadas de partes más pequeñas. Para los 5 años, tu pequeño podrá separar las palabras en sílabas, y es hasta los 6 que podrá reconocer que las palabras están separadas en pequeñísimos sonidos, las letras. Reconocer los pequeños sonidos dentro de las palabras es una herramienta básica para la lectura.

*Conecta las letras con sonidos: Los pequeños lectores tienen que aprender a conectar los sonidos que conocen con las letras en el papel. Después podrán conectar los sonidos que ven en el papel para formar palabras. En un cierto momento, los niños serán capaces de recordar de memoria algunas palabras escritas como “mamá” o “sol”.

Como se mencionó anteriormente, todos estos pasos no hacen posible la lectura hasta que las conexiones neuronales requeridas para este proceso se hayan llevado a cabo. Esto ocurre aproximadamente hasta los 6 o 7 años de edad, en la mayoría de los casos, pero recuerda que puede ser antes o después para tu pequeño.

Existe un 20% de la población de preescolares, a los que no les es tan fácil el reconocimiento e identificación de los sonidos que forman las palabras. Estos niños se benefician de la práctica para hacer la lectura posible. El “mapa de sonidos” en el cerebro se hace gradualmente menos flexible después de los 8 años. Por lo que aquellos niños que aprenden a leer después de los 9 años, pueden sufrir de dificultades en la lectura. Las dificultades para la lectura son usualmente hereditarias, por lo que si hay algún caso en la familia es mejor recibir ayuda extra durante los años de preescolar para prevenir que vuelva a suceder. Retrasos en la adquisición de lenguaje pueden deberse a las mismas dificultades auditivas que pueden causar retrasos en la adquisición de la lectura.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.