La Creatividad en los Niños

Escrito por Parents' Place

Lorena Quintana en su libro Creatividad y Técnicas Plásticas en Educación Infantil (2005) expresa que para ser creativo se requiere “desconectar el juicio y conectar la imaginación”. Erich Fromm dice que “la creatividad requiere del valor de dejar ir certezas”.

Estas opiniones exponen las razones por la que los niños son naturalmente creativos:

  1. Primero, su imaginación fluye libremente sin ser limitada por ningún juicio.
  2. Segundo, porque debido a los pocos años que tienen de vida, sus certezas pueden ser refutadas fácilmente porque tienen pocos años de estar comprobándolas.

La creatividad de un niño fluye fácilmente, pero es esencial que el niño cuente con una adecuada seguridad en si mismo que le permita experimentar libremente para poder crear y establecer relaciones que antes no existían.

El entorno físico, social, cultural y educativo influye de sobremanera en la posibilidad de que el niño mantenga y siga desarrollando esta creatividad casi nata. Factores como la organización del espacio o las circunstancias ambientales y culturales del país donde vive, así como la motivación, la facilidad de expresión,  las expectativas de los padres o maestros, pueden limitar o estimular la creatividad de un niño.

Algunas de las recomendaciones para generar un ambiente que invite a la creatividad son que (Quintana, 2005):

  • El aprendizaje ocurra en un ambiente de orden e información
  • Se fomenten las respuestas originales más que las correctas
  • Sea un ambiente comprensivo y estimulante
  • Se desarrolle un marco de disciplina y trabajo. 

Esto implica que la creatividad no fluye en un ambiente represor con padres muy autoritarios, pero tampoco tiende a fluir fácilmente en un ambiente totalmente libre con padres extremadamente laxos. El niño requiere de un ambiente seguro y flexible, así como comprensible y estimulante para poder desenvolverse creativamente.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.