La Creatividad en la Escuela

Escrito por Parents' Place

 Una educación creativa implica contar con un maestro con herramientas para propiciar el aprendizaje con el propósito de generar alumnos con mentes flexibles, originales, seguras, con iniciativa y capaces de afrontar problemas y obstáculos con una actitud ingeniosa e innovadora.

Para propiciar estudiantes creativos es fundamental contar con un ambiente que invite a los alumnos a reflexionar, a compartir diferentes puntos de vista, y a solucionar problemas.

Los niños en la edad preescolar cuentan con un pensamiento creativo casi natural. El profesor de preescolar, por lo tanto, no tiene que hacer mucho para generar el pensamiento creativo en sus niños, ya que éstos lo generan por si solos. El propósito del maestro es lograr que este pensamiento salga a flote y prevalezca, y sea aprovechado y valorado por el mismo niño, en otras palabras, proveer al niño de la seguridad que requiere para actuar creativamente.

Julián Betancourt, en su ensayo “Creatividad en la Educación: Educar para transformar”,  propone que educar en la creatividad implica el “amor por el cambio”. Esto quiere decir que el ambiente del salón de clases debe contar con una “libertad psicológica” en la que los niños puedan manifestar sus propuestas creativas sin miedo a ser diferentes, o a cambiar lo preestablecido.  Además, se contempla un ambiente flexible, en el cual los alumnos, en vez de paralizarse y solo reaccionar cuando se les presente el cambio, puedan sentirse en confianza, pensar claramente y actuar.

Evitar el miedo al cambio, no es cosa fácil, y para lograrlo es importante que el mismo maestro se sienta cómodo cambiando y adaptándose cada día.

Betancourt aclara otro factor importante, que la educación creativa no requiere sólo de la enseñanza de habilidades de trabajo, sino también del desaprendizaje de los “FRENOS PERSONALES” (Expuestos en el artículo “Obstáculos para desarrollar la creatividad en tu pequeño”). Es posible que los niños aún no tengan muy establecidos estos frenos, por lo que puede resultar más fácil que ellos los desaprendan. Sin embargo, es también de suma importancia que la misma maestra se someta a un desaprendizaje de estos frenos para que permita que la creatividad fluya en si misma y en sus alumnos.

La creatividad puede ser aplicada en las diferentes áreas curriculares. Tú, puedes trabajar las diferentes áreas de los niños de forma creativa. Te damos  algunas ideas de actividades creativas en nuestra Sección de ACTIVIDADES POR EDADES, no te la pierdas.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.