La Música: Una Herramienta de Estimulación y Diversión

Escrito por Parents' Place

Así como está comprobado que los bebés pueden sentir las vibraciones cuando la madre habla o canta, hasta el momento, no existen estudios que prueben que el exponer a tu hijo a la música antes de que nazca realmente estimula la inteligencia, la creatividad y el desarrollo en los niños prenatales.

Sin embargo, exponer a tu bebé a la música después de nacer es sumamente benéfico para él. Simplemente piensa en la manera en que la música puede afectarte a ti, puede relajarte, subirte el ánimo, y hasta hacerte bailar. Tu bebé no es diferente, se ha comprobado que las canciones de cuna, por ejemplo, tienen un efecto tranquilizador.

Además la música y las canciones ayudan a generar la conexión emocional entre tu hijo y tú.

Algunas ideas para introducir la música en la vida de tu hijo son:

  • Intenta cambiar la televisión por un reproductor de música.Diviértete bailando y cantando con tu hijo, exponer a tu pequeño a la música desde una edad temprana ayuda a crear un interés y a desarrollar su oído. No te preocupes por el tipo de música que le pongas, siempre y cuando te mantengas alejada del rock pesado, ya que ésta música es demasiado caótica para tu pequeño. La música clásica, por ejemplo, es una excelente opción.
  • Pon música o canta canciones en su hora de dormir para que tu hijo empiece a asociar estas canciones tranquilas con el momento de dormir. También puedes cantarlas tú. Intenta hacerlo antes de que se duerma y no dejar la música prendida cuando el bebé ya esté durmiendo.
  • Cántale a tu bebé. No te preocupes por como suenas, tu bebé no criticará tu voz, en cambio, estará feliz por tu esfuerzo y atención. Intenta hacer voces y gestos chistosos al cantar para llamar la atención de tu pequeño.
  • Permite que tu hijo cree su propia música, dale diferentes herramientas para hacer su sonido, como un tambor de juguete o simplemente una olla con una palita. Déjalo que se divierta y aguanta un rato el ruido. No es sino hasta los 3 o 4 años que tu hijo se beneficiará de las clases para tocar algún instrumento, por lo que antes déjalo divertirse produciendo sonidos diferentes.

Intenta que la música sea una parte integral de la vida de tu pequeño, disfrútala y busca que él la disfrute contigo. El propósito no es que tu hijo sea un genio musical sino que crezca con la oportunidad de apreciar todo tipo de música. Cuando sea tiempo (3 o 4 años), motívalo a tocar un instrumento musical, pero no lo obligues a hacerlo. Lo importante es que la música se encuentre presente en su vida y vaya enriqueciéndolo poco a poco. Cuando expones a tu hijo a aspectos culturales como la música, permites que adquiera un gusto por aquellas cosas que enriquecerán su alma toda su vida.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.