Los Videojuegos y los Niños

Escrito por Parents' Place

Es importante que como padre, te mantengas alerta a lo que tu hijo juega. Lee las reseñas de los videojuegos y pon atención a las clasificaciones.

Lo más importante cuando se trata de videojuegos es establecer los límites claros del tiempo y los horarios en los que tu hijo podrá jugarlos. Demasiado tiempo jugando videojuegos no es lo más recomendable para los niños de cualquier edad debido a que estos juegos no estimulan su imaginación y proporcionan recompensas constantes que los acostumbran a recibir algo continuamente, lo que puede ocasionar una dificultad para jugar por jugar, sin ganar nada.

Aún así, la mayoría de los niños hoy en día juegan videojuegos, por lo que impedirle a tu hijo que lo haga puede llegar a alejarlo de otros niños de su edad. Recuerda que lo ideal es encontrar un equilibrio en lo que juega tu hijo, puede jugar con videojuegos pero que no sea a lo único que quiera y pueda jugar.

Aún no existe evidencia de que los videojuegos violentos promuevan la violencia infantil; sin embargo, es mejor prevenir que tus hijos estén expuestos a demasiada violencia. La mejor manera de saber si un juego está demasiado violento para tu hijo es jugándolo tú mismo, involúcrate en sus juegos para que sepas a qué se está enfrentando tu pequeño.

Así mismo, recuerda que todo en exceso es contraproducente. Así que el tiempo de juego de un videojuego, violento o no violento, debe ser regulado. El momento electrónico compite en gran medida con el momento humano, el cual siempre tendrá mayores beneficios para el desarrollo del niño.

Cuida no utilizar a los videojuegos de “nana” para entretener a tu hijo mientras tú realizas tus deberes.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place.