Social y Emocional (2 a 3 años)

Escrito por Parents' Place

NINIOS

2 a 3 Años

Características

  • Tu pequeño de dos años tiene los sentimientos a flor de piel… y en su voz, sus puños, sus pies, y sus lágrimas de cocodrilo. Rara vez tendrás que adivinar cómo se siente un niño de 2 años porque te lo hará saber claramente. Expresar sus emociones es sano, inclusive cuando no son emociones agradables, por lo que no sientas que tienes que calmarlo ante la mínima demostración de tristeza o enojo. Hazle saber que “se vale” estar triste o enojado a veces, que es parte de la vida y que las personas no pueden sentirse felices todo el tiempo.
  • Si te encuentras viviendo los famosos “terribles dos” con tu pequeño, relájate. Los niños de 2 años prueban los límites y pueden estar en desacuerdo con los padres, pero también están desarrollando deseos de complacerte. Las rutinas y la consistencia en tus respuestas lo ayudan a sentirse seguro y a que su vida fluya sin problemas. Te recomendamos utilizar algún método de disciplina como 1 2 3 Mágico, el cual puedes encontrar descrito en nuestra sección de Artículos para Padres
  • A esta edad, es posible que tu hijo demuestre su enojo sosteniendo la respiración, tirándose al piso, llorando, mordiendo, empujando, lanzando cosas, gritando y golpeando. Intenta que él resuelva sus conflictos pos si solo, al hacerlo por él le robas la oportunidad de aprender a lidiar con sus emociones.
  • Es capaz de hablar sobre los sentimientos de otros niños y buscar la manera de que éstos se sientan mejor, lo cual denota un gran grado de empatía. Además puede sentirse curioso acerca de los estados de ánimo de otras personas al preguntarse si un vecino está enojado o si su papá está triste.
  • Comienza a sentir pena. Esto es porque le asusta que personas importantes para él no acepten sus acciones. Es posible que busque esconderse y huir de la presencia de estas personas ocultando su rostro con las manos, poniendo los hombros al frente, y diciendo frases como “no me veas”.
  • Puede mantener la atención por períodos cada vez más largos.
  • Aunque le encanta jugar a lado de otros niños, aún no juega de manera cooperativa.


Los 2 años: La edad del “no”.