El camino del dolor, parir en presencia consciente. (MATERNIDAD INSTINTIVA)

Escrito por Parents' Place

Maternidad Instintiva escrito por Ana Mizrahi, psicóloga, educadora perinatal y una de las especialistas de Parents’ Place.

La Maternidad Instintiva es la realización del poder co-creativo del conocimiento instintivo femenino, en el cual la mujer se siente segura y libre y desde esta confianza puede transmitir seguridad a su bebé desde la gestación y durante la crianza. Para ejercer una maternidad instintiva consciente la mujer debe antes que nada auto-aceptarse y reconciliarse con su voz y sabiduría internas para fluir en armonía en su día a día y atravesar las dificultades que surgen al ser madre.

Lo expuesto a continuación es la opinión personal de la especialista.

Hace tiempo leí unas anécdotas de una educadora perinatal y Doula (acompañante al parto), que la llevaron a reflexionar sobre el dolor del parto. Ella cuenta que en un hospital en Estados Unidos comenzaron a anunciar “la panacea para el parto”, le llamaban “trip to paradise” y era una anestesia epidural que permitía seguir teniendo facilidad de movimiento, pero eliminaba el dolor, con el fin de que la mujer no sintiera lo que pasa en su cuerpo durante la labor de parto. Otra de las anécdotas contaba acerca de una mujer en trabajo de parto a la que ella estaba acompañando. La mujer atravesaba un parto fuerte e intenso y aunque daba señales de que el dolor era fuerte, encontraba la forma para vivirlo, hacerle frente y dejarlo ir también. Sin embargo, la enfermera llegaba continuamente a decirle: “No tienes por qué sufrir, podemos ayudarte con nuestras tecnologías, vamos… no necesitamos héroes aquí”.

Kathy, esta educadora y doula, dice al respecto: “Si necesitamos héroes aquí, dar a luz es un acto heroico, hacer que la vida pase a través tuyo es heroico, convertirte en madre es heroico”.

Cuál es la meta de aquellos que dedicamos nuestro esfuerzo a promover prácticas saludables que fomenten un parto natural cuando el sistema de creencias que prevalece es el de la eliminación del dolor a toda costa y el de la prevención de riesgos que muy probablemente ni siquiera se presenten. Estas dos anécdotas que relato, reflejan la división entre aquellos que creemos que hay poder en el parto y aquellos que no lo creen. Yo creo que nuestra misión es acompañar a las mujeres en el reconocimiento y ejercicio de su poder y ser guardianes de este milagro día con día.

La intención de este artículo es ofrecer a las mujeres embarazadas, sus familiares y acompañantes o proveedores de servicios de salud, una visión profunda y transformadora del dolor y del trabajo de parto. Antropológicamente éste se ha descrito como un rito de pasaje, los ritos de pasaje son momentos clave en la vida, que nos transforman y hacen que pasemos de un estado ya sea físico, mental, espiritual a otro totalmente diferente; este pasaje por lo regular se manifiesta a través de cambios dolorosos, de nuevas responsabilidades o requerimientos de diversa índole. Y para atravesarlos el individuo o el grupo deben realizar ciertas prácticas, rituales o simplemente permitir y dar lugar a la transformación con lo que sea que ésta implique.

El nacimiento de un nuevo ser, desde su gestación y durante todo el proceso del embarazo y parto, trae consigo infinidad de cambios de todo tipo que van preparando a la mujer, al hombre y a la familia, para el recibimiento y cuidados del bebe. Estos cambios, muchas veces dolorosos o incomodos abren el camino para que lo nuevo se manifieste, el miedo también es un factor natural cuya presencia indica que seremos sacudidos de raíz al experimentar estos cambios; el parto siendo diseñado por la naturaleza está hecho para ser sobrecogedor.

El punto de reflexión está en cómo queremos vivir esta experiencia; desde la disposición, la entrega, la conciencia o desde la desinformación, el miedo paralizante, la angustia. Está comprobado que las mujeres que han tenido experiencias satisfactorias con su parto, entiéndase por esto, partos saludables en los que le fue posible a la mujer tomar parte activa, decidir y empoderarse, muestran mejores resultados físicos y emocionales, así como mejores estrategias de todo tipo para hacer frente a los retos de la maternidad. En cambio mujeres que sufrieron durante su parto física y emocionalmente cuya participación activa fue sofocada por medicamentos o intervenciones innecesarias, muestran profundas heridas sobre todo emocionales, y también son más propensas a sufrir depresión post-parto o a presentar serias dificultades en el cuidado y atención de sus bebés.

Ahondar sobre el riesgo y efectos de las intervenciones médicas cuando éstas no son medicamente necesarias sería extenso y no es el objetivo de este artículo, sin embargo, para hablar del dolor, su función y su relevancia en el camino en que la vida se abre paso, es necesario mencionar que es de suma importancia que la mujer y su pareja se informen pertinentemente sobre los riesgos y efectos mencionados y se preparen para tomar las mejores decisiones para que el evento sea lo más saludable y armónico para ellos y su bebe.La evidencia científica muestra cómo el mayor porcentaje de embarazos y partos son de bajo o nulo riesgo; y es en estos casos donde vale la pena reflexionar sobre la importancia que tiene vivir el dolor, quizás no como dolor sino como sensaciones intensas que muy probablemente nos sacudan hasta lo más profundo, nos provoquen miedo, y vivirlas con esa intensidad nos abre la puerta a una nueva vida, es digamos la prueba para vivir este rito de pasaje. “El miedo debe estar presente para tener valor”. No se trata de erradicar los miedos inherentes al parto, sino de reconocerlos y dejar que sean el motor para buscar apoyo, para prepararnos y para estar atentos y plenamente conscientes y presentes en esta experiencia tan común pero tan milagrosa a la vez.

Escrito por Ana Mizrahi; psicóloga y educadora perinatal: Acompañamiento y apoyo integrales en embarazo, parto y crianza, cursos de preparación al nacimiento, medicina natural con la placenta (encapsulado) amiz07tlayoya@gmail.com| Facebook:Kokopelli Crianza consciente