¿Cómo ayudar a tu hijo a disfrutar el baño?

Escrito por Parents' Place

Muchos niños pequeños se resisten al momento de bañarse y suele pasar que ya que están dentro de la tina, no quieren salirse de ahí

.

como ayudar a que disfrute el bañoSuele suceder que mientras más se les insiste para que se metan a bañar, peores se vuelven los berrinches. Afortunadamente, mientras tú aprendes la mejor manera de meterlo a bañar sin berrinches y problemas, el exceso de tierra en el cuerpo no les hará ningún daño, así que dicho esto, viene el primer consejo:

1.    Relájate y ten paciencia. No es posible conseguir nada con los niños, sino se tiene la suficiente paciencia para intentar diferentes alternativas y para adaptar la manera de hacerlo a la personalidad y temperamento de tu hijo.

2.    Crea una rutina. Los niños pequeños disfrutan las rutinas, especialmente cuando ellos han ayudado a crearlas. Involucrarlos en su rutina diaria promueve la cooperación. Así que siéntate con tu pequeño y juntos creen los pasos que realizarán antes de irse a la cama. Intenta hacer o pegar una imagen junto a cada instrucción para que tu pequeño pueda saber los pasos. Una vez terminada la tablita de rutina, puedes pegarla al alcance de sus ojo con el fin de que el pueda verla cada vez que lo requiera. Un ejemplo de la rutina puede ser:
 
   a. Mamá llega de trabajar.
   b. Jugamos un ratito.
   c. ¡Al agua patos! Hora del baño.
   d. Cenar.
   e. Papá lee un cuento.
   f.  ¡A dormir!
 
3. Bañarse no es opción. Enséñale a tu hijo que el bañarse no es una decisión que el puede tomar, pero permítele decidir los días y el momento de hacerlo, ya sea después de jugar o después de cenar. También puedes darle opciones de juguetes que puede meter a bañar con el. Esto le permitirá compartir el poder contigo e incrementará la cooperación.

4. Cuando llegue el momento del baño, dícelo firme pero amablemente y trata de decir sólo lo necesario. Puedes decir “A bañarse”, e intenta darle opciones con el fin de que nuevamente se sienta con algo de poder como “¿Quieres bañarte con música o mejor quieres que platiquemos?”. Ponerle un cronómetro infantil 10 minutos antes de que sea el momento de bañarse y hacérselo saber puede ayudarle a prepararse.

5. Si tu hijo no se quiere salir de la tina, intenta darle opciones de cómo salirse. “¿Quieres que el baño dure 10 o 15 minutos?”, “¿Quieres que yo ponga el cronómetro o tu lo harás?”, ¿Quieres que yo deje que se vaya el agua o tú?”

6. Haz el baño divertido. Permítele tener unos juguetes especiales para el momento del baño, que sólo pueda usar ahí. Dale tiempo para jugar en la tina. Si no tienes la posibilidad de tener una tina, puedes comprar una bañera de plástico y ponerla en la regadera para que tu hijo pueda disfrutar del agua.

7. Niños pequeños disfrutan bañarse con sus papás. Puedes bañarte con él hasta que el mismo sienta la necesidad de su privacidad, una vez que lo haga, intenta no insistirle de que lo siga haciendo. Deja que el lave tu pelo y tú lavas el suyo.

8. Intenta ver el baño como un “Momento Especial” de tu hijo con el agua, con su cuerpo, y contigo, más que como una parte de la tarea más del día.