Crea rituales con tus hijos

Escrito por Parents' Place

Desde recién nacido, tu bebé se beneficia de los rituales. Este grupo de actividades consecuentes le proporcionan seguridad, teniendo la certeza de que al día siguiente pasará algo parecido a lo de hoy.

El objetivo es que tu hijo aprenda que en este mundo lleno de nuevos descubrimientos y emociones, tú puedes proporcionarle cierta estructura, ciertos aspectos conocidos que le permitan “recargar” sus baterías de exploración para seguir conociendo y aprendiendo del mundo.

Un ejemplo de un ritual puede ser:

  • Después de cenar, llevar a tu hijo a su cuarto.
  • Iluminar el cuarto con luz tenue.
  • Darle un beso y permitirle que papá le de un beso también.
  • Acostarlo en su cuna.
  • Cantarle una canción agradeciendo su día.
  • Tocar su carita, decirle buenas noches y salir del cuarto.

Al día siguiente pueden despertar continuando el ritual de la noche, con el fin de que el niño sienta que hay una continuidad en sus días, y que a pesar de todo lo nuevo que le espera por hacer durante el día, la noche terminará así con ese mismo ritual que lo llevó a la cama y el cual poco a poco aprenderá a conocer.

No importa cual sea el ritual, de hecho es más importante que sea uno en el que tú y el papá del niño crean y puedan repetirlo sin problemas, más que el que sea uno perfecto sacado de un libro . Lo importante es que haya rituales.

Mucha Suerte y recuerda que Parents’ Place está contigo.