¿Cómo elegir el momento adecuado para dejar de amamantar?

Escrito por Parents' Place

Antes que todo, nos es de suma importancia que tengas en mente que cada niño es distinto y que nadie conoce a tu hijo mejor que ustedes, sus padres y su pediatra, así que toma eso en cuenta antes de tomar cualquier decisión.

Durante los primeros 6 meses de vida, tu bebé recibe todos los nutrientes que necesita a través de la leche materna o bien de la fórmula.  No necesita introducir alimentos sino hasta después. Es común que el período de dejar el pecho oscile entre los 7 y los 12 meses aunque hay madres que amamantan a sus hijos hasta que el niño cumple los 2 años (o incluso mayores).

Darle pecho a tu hijo fortalece el vínculo entre ambos por lo que dejar de hacerlo puede resultar un tanto difícil para los dos porque implica una separación.  Por eso te recomendamos que empieces este proceso cuando estés lista.  Normalmente si tú estás tranquila y segura, tu bebé también lo estará.

También es recomendable que no dejes de dar pecho drásticamente, de ser posible hay que hacerlo paulatinamente para que los dos se vayan acostumbrando al nuevo ritmo y cambios en la alimentación.  Normalmente el bebé va marcando la pauta, y poco a poco presenta conductas que muestran interés por comida, además de la leche materna.

No sólo el bebé pide cambios, hay veces que tú también necesitas que las cosas empiecen a ser distintas. 

A continuación te presentamos una lista de los factores que indican que tu bebé puede necesitar un cambio en su alimentación:

  •     El bebé no muestra interés a la hora de la comida y se distrae fácilmente (muchas veces ya ni siquiera quiere succionar).
  •     Aumenta su interés en comidas sólidas.
  •     El niño no se siente satisfecho con la leche y demanda más comida sólida.
  •     El bebé se encuentra alrededor de los 6 meses de edad.
  •     El bebé se puede sentar sin necesidad de que lo asistan.
  •     El bebé ha perdido el reflejo de sacar la lengua que empuja las cosas fuera de su boca.
  •     El bebé es capaz de poner comida en su boca y muestra interés por la misma.
  •     El bebé quiere masticar y ya tiene dientes.
  •     Necesitas regresar a trabajar.
  •     Ya quieres volver a retomar una dieta normal.

Otros factores pueden estar relacionados con alguna enfermedad que se pueda contagiar a través de la lecha materna.

  •     Problemas durante el período de amamantar: dolor al lactar, mastitis, pezón hendido.
  •     Embarazo o nacimiento de otro bebé.
  •     Depresión postparto.

Una vez que introduces distintos alimentos y el bebé empieza a mostrar interés por otro tipo de comida, los dos están listos para paulatinamente dejar de lactar. 

A continuación te presentamos algunos tips que te pueden ayudar a que el proceso de interrupción de la lactancia sea más sencillo:

• Cuando sea la hora de la comida, realiza alguna actividad divertida con el bebé o sal a dar un paseo.

• No te sientes en el mismo lugar en donde normalmente le dabas de comer y evita todos los artefactos relacionados con la lactancia.

• No intentes dejar de lactar cuándo el niño esté cruzando por una época de ajustes y cambios. 

• Si el niño es menor de 1 año de edad, en lugar de darle pecho dale botellas o vasitos para niños.  Si el niño es mayor introduce una botana rica y sana a su alimentación.

•Haz cambios en la rutina, esto permitirá que el niño se distraiga.

• Si el niño adopta hábitos nuevos, tales como chuparse el dedo o se empieza a encariñar con distintos objetos, no lo regañes por esta conducta, es probable que el niño esté tratando de adaptarse emocionalmente a la separación.

La información de este artículo se obtuvo tras una investigación realizada por el grupo de psicólogos de Parents’ Place