Cómo establecer los horarios de alimentación para tu bebé?

Escrito por Parents' Place

Es muy probable que en estos días te estés ajustando a todos los cambios que implica tener un bebé.  Uno de los primeros retos será  establecer el horario de comida, ¿sabías que los bebés necesitan comer entre 8-12 veces en un período de 24 horas?

Una manera de cubrir  esta demanda, es darle de comer al bebé cada 2-3 horas, intentando tener un período mas largo  de 4 o 5 horas en la noche.

¿Cómo ajustar los horarios?
Antes que nada se sugiere prestar atención al ritmo del bebé, hay bebés que necesitan comer cada 2.5 horas y hay otros que cada 3 o 4.

¿Cómo identificar que tu bebé tiene hambre?
Hay algunos gestos que te pueden ayudar a  entender que tu bebé tiene hambre:

  • Cuando mueve su cabeza de lado a lado
  • Cuando mantiene abierta su boca
  • Cuando sacan la lengua
  • Cuando meten sus manos o el puño a la boca
  • Cuando fruncen los labios como si fueran a succionar
  • Cuando se acurruca en el pecho de la madre

Una vez que identificas cómo es el ritmo de tu bebé, puede ser un buen momento para definir cómo quieres establecer los horarios.  A grandes rasgos hay 3 formas de elaborar una rutina:

Rutinas definidas por los papás.

Cuando los padres de familia deciden y establecen la rutina del bebé tratando de mantenerla lo más constante posible.  A continuación se presentan algunas ideas que te pueden servir para lograr este tipo de rutina:

  • Intenta en la medida de lo posible darle de comer a las mismas horas todos los días.
  • Establece horas fijas de sueño y de juego.  Por ejemplo, después de cada comida fomentar la siesta y después de la siesta de la  tarde un paseo.
  • La hora del baño también es parte importante del día del bebé, báñalo a la misma hora diario.

Rutinas definidas por el bebé. Cuando la rutina diaria se basa en las señales que el bebé envía .  Esta manera de elaborar los horarios es mucho más flexible que la anterior.

Rutinas que combinan las anteriores. Como el nombre lo indica,  los padres establecen los horarios combinando también las señales del bebé.  Cuando uno combina los dos anteriores se puede beneficiar de la estructura que da el plan definido por los papás, pero da espacio a cambios y flexibilidad para acompañar al bebé a su paso.