¿Cómo va afectar a nuestra relación la llegada del bebé?

Escrito por Parents' Place

No sé si te has dado cuenta, pero desde que ella está embarazada ha habido varios cambios en los dos.  A veces la notas más sensible de lo normal, por momentos piensas que ella está necesitando mucho de tu tiempo y energía.

De repente, está cariñosa y luego no quiere ni que la veas. Aunque no a todas las parejas les pasa lo mismo, en general desde el embarazo existen varios cambios entre la interacción entre ustedes; cambios que van a ser más notorios después de la llegada del bebé.

A continuación te presentamos algunos de los detonadores del cambio y algunas sugerencias para detectarlos y resolverlos:

La falta de sueño

Desde que el bebé nace los padres sufren un cambio importante en su ciclo de sueño.  Cada cuatro horas hay que darle de comer, y aún cuando tu pareja sea la que le da pecho, también tu sueño es interrumpido.

La falta de sueño viene acompañada de cambios de humor, irritabilidad e hipersensibilidad, lo que muchas veces desencadena en discusión o pelea con tu pareja.

Sugerencias:

Intenten dormir cuando el bebé duerme.  Sabemos que eso implicaría un cambio en el horario de tu pareja y tuyo, pero es un buen momento para aprovechar y descansar lo más posible.  Si tu bebé no está alargando sus períodos de sueño pregúntale a tu pediatra sobre posibles soluciones, en algunos casos sólo tiene que ver con establecer horarios.

Pidan ayuda a sus seres queridos (familia y amigos) o si existe la posibilidad de una niñera para que la carga sea menor y poder descansar cuando alguien más lo cuide.  No tiene que ser diario ni siempre, pero intenten descansar bien por lo menos una vez a la semana.

Trabaja en equipo con tu pareja, es fundamental para que su relación funcione.  Si tu pareja le está dando pecho a tu bebé, ella puede dejar la leche preparada y tu levantarte en la noche a alguna de las tomas nocturnas.

Falta de intimidad

Después de tener un bebé los encuentros íntimos disminuyen, y esto puede impactar negativamente a su interacción.  No te sientas abandonado o rechazado si ella está indispuesta.  Durante las primeras seis semanas su cuerpo estará en recuperación y eso le impide estar abierta al encuentro.  Si a esto le sumas la falta de sueño y cansancio, es probable que el deseo de los dos no sea tan intenso como anteriormente.

Sugerencias: Existen diferentes maneras de vivir la intimidad.  Se pueden disfrutar mucho sin necesariamente llegar al acto sexual.  Se pueden acariciar, abrazar y besar. El tener la comunicación abierta y tener una buena carcajada ayuda a mantener el contacto con el otro.  Hablen mucho sobre cómo están viviendo estos cambios, cómo te sientes y qué necesitas.  Muchas veces los hombres se quedan callados para no molestar a su pareja, pero el no comunicar a veces abre más la brecha entre los dos.

Así que no te sientas desplazado o rechazado si ves a tu pareja cansada e indispuesta.  Cuando las cosas se empiecen a poner incómodas, primero intenta resolver lo básico, y probablemente se suavicen las cosas. 

En resumen: descansen, pidan ayuda , comuníquense y trabajen en equipo.