¿Por qué llora mi bebé?

Escrito por Parents' Place

“Ya le cambié el pañal, ya le di de comer y la lo cargué para que se duerma; pero mi bebé sigue llorando ¿cómo le hago?” Ya sabías que cuando llegara tu bebé a la casa las cosas iban a cambiar.

Te han dicho muchas veces que no te preocupes si el bebé llora, porque es la manera en la que los bebés se comunican; pero hay veces que te resulta muy difícil entender qué quiere decir el llanto de tu bebé.

A continuación te presentamos algunas razones por la que los bebés lloran frecuentemente.  Esperamos que esta guía te ayude a identificar qué te puede estar pidiendo tu bebé:

  1. Tiene hambre: Acuérdate que los recién nacidos comen cada 3- 4 horas. Si quieres evitar que tu bebé llora por hambre poco a poco vas a ir conociendo las señales que preceden al llanto. Algunos ademanes frecuentes que te pueden avisar que está listo para sus siguiente comida son: hacer ruidos abriendo y cerrando la boca, llevar sus manos a la boca, cuando lo cargas inmediatamente busca el pecho y está más inquieto.
  2. Está cansado: Los recién nacidos duermen entre 16-18 horas distribuidas en 6 o 7 períodos.  El problema es que ellos no identifican cuándo es hora de dormir y cuando no.  De hecho se ponen muy irritables cuando quieren dormir y no saben cómo dormirse.  Si tu chiquitín se talla los ojos o bosteza, es muy probable que te esté pidiendo que lo duermas.
  3. Necesita apapacho: Los bebés necesitan de mucho contacto humano, el calor humano, tu voz, tu olor y tus caricias lo relajan mucho, además de darle un sentido de seguridad.
  4. Hay que cambiare el pañal: Poco a poco irás conociendo cuántas excreciones  hay y a qué hora.  Además hay bebés que no toleran un pañal sucio y hay otros que pueden esperar un poco más.
  5. Algún problema en el estómago: Los gases y los cólicos pueden provocar incomodidad en los bebitos.  Si notas que tu bebé se inquieta y llora mucho después de comer, es probable que tenga un gas atorado. Sabes que es un cólico cuando tu bebé llora mucho e intensamente al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas
  6. Sacar el aire: Acuérdate que después de darle de lactar hay que dar unas palmaditas a tu bebé en la espalda para que pueda eructar los gases que se hayan quedado en el estomago.
  7. Mantén la temperatura: No exageres en tenerlos muy cubiertos o descubiertos.  Ten cuidado con los cambios de clima.   Si lo necesitas cambiar de pañal o bañar evita los cambios bruscos de temperatura.
  8. Regula los estímulos: Tu bebé está conociendo al mundo a través de sus sentidos. Hay bebés que prefieren estar en un lugar tranquilo y otros en un lugar lleno de ruidos, sonidos y texturas.  Conforme se vayan conociendo vas a entender qué necesita tu bebé.
  9. Se siente mal: El llanto también es una forma de comunicar cuando algo no anda bien.  Si ya hiciste lo que normalmente haces y tu bebé sigue llorando, tómale la temperatura, es probable que se sienta mal.  Si la temperatura está arriba de lo normal o algo no te deja tranquila, confía en ti y llama tu doctor.


Masaje estomacal para los gases para bebés de 0 a 12 meses.