¿Cómo hablar con los hijos acerca del divorcio?

Escrito por Parents' Place

La separación o el divorcio de la pareja no es una situación fácil ni llevadera para los adultos, por lo que es difícil tener la claridad mental y la estabilidad emocional para planteársela a los niños. Es por eso que a continuación te damos algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a hacer la situación algo menos estresante.

Recuerda que cada niño es distinto y que no hay nadie en el mundo que conozca mejor a tu hij@ que tú y tu pareja, por lo que lee estos consejos como bases pero no olvides maquillarlos y aderezarlos con los ingredientes específicos que hacen a tu pequeñ@ un ser único.

Habla con tus hijos lo más pronto que te sea posible.

Recuerda que los niños son muy perceptivos y pueden notar situaciones o sentimientos desconocidos rondando la situación familiar, por lo que evita que te pierdan la confianza. Antes de hacerlo, asegúrate de hacer los arreglos de logística y vivienda necesarios.

Si es posible, ambos padres deben estar presentes cuando le hablen a los niños acerca de la separación. De otra manera pueden llegar a sentir que la decisión fue de uno solo y culpar al otro o al revés. Esto también puede ayudarles a comprender que ustedes seguirán compartiendo su rol de padres.

Busca el momento

Busca un momento que no interfiera con las actividades regulares de tus hijos y un lugar dónde se sientan cómodos para que puedan hacer las preguntas que se les ocurran.

Dile a todos tus hijos al mismo tiempo.

Si no lo haces puedes propiciar sentimientos de rencor entre ellos o hacia ustedes. Aún cuando sus edades sean distintas, todos merecen saberlo al mismo tiempo, puedes acercarte a cada uno por separado y hablar con ellos según su edad y personalidad después de que ya lo hayas hecho con todos juntos.

Los niños más pequeños tienen mayor dificultad para comprender lo que significa la palabra divorcio. Explícales en términos más simples diciendo cosas como que tu y tu esposo ya no vivirán juntos pero que los dos los seguirán viendo y los seguirán amando siempre como hasta ahora.

Evita discutir con tu esposo en el momento o culparlo de la situación.

Este momento tiene como propósito informar a tu hijos lo que está sucediendo y no establecer quien de ustedes tiene la razón.

Haz lo que está a tu alcance para evitar expresar enojo o rencor, pero siéntete libre de expresar tristeza. Hacerlo les muestra a los niños que está bien sentirse tristes al respecto.

Dale mucha importancia al hecho de que no es su culpa.

Los niños pequeños tienden a sentirse culpables por las separaciones o divorcios por lo que es esencial que les recalques que no tiene nada que ver con ellos, y que no habría habido NADA que ellos pudieran hacer al respecto.

Cuéntales todo los arreglos que se han hecho hasta ahora.

Ellos requieren saber con quien vivirán , en dónde, si el padre o madre se irá, y que sus necesidades serán cubiertas cuando esto suceda. Haz un gran esfuerzo por hacerlos sentir seguros de que estarán protegidos y cuidados siempre.

Motívalos a hacer preguntas y contéstalas honestamente.

No les tienes que dar detalles de las razones de la separación, ya que esto puede confundirlos. Pero intenta no perder su confianza, diles toda la verdad respecto a lo que a ellos concierne.
Recuerda que ningún sentimiento ni situación es estático, todo cambia, y a veces lo que menos imaginamos es lo que más nos ayuda a aprender acerca de nosotros mismos, acerca de cómo ser felices y de cómo podemos ayudar a nuestros hijos a que lo sean.

No te aferres a situaciones anteriores que no funcionaron, encuentra la manera de ver hacia adelante y no dudes en pedir ayuda si lo necesitas. Recuerda que para ayudar y apoyar a tus hijos de la mejor manera es necesario que tú estés bien.