¿Cómo hablar con tu EX y decir lo que quieres decir?

Escrito por Parents' Place

Existen diferentes razones por las que ocurre un divorcio pero una de las cosas que tienen en común todo los divorcios es la dificultad que tiene la ex pareja para comunicarse.

 

Desgraciadamente cuando hay niños, la comunicación es esencial, porque podrán dejar de ser pareja pero nunca dejarán de ser padres juntos.

Por esta razón te damos algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a hablar con tu ex sin perder los estribos.

  1. Recuérdale (y recuérdate) que la comunicación y la cooperación son esenciales. En ocasiones nuestras emociones pueden llegar a controlar nuestras acciones. Si tu ex se pone hostil y no escucha razones, un recordatorio tranquilo y no confrontativo de que el futuro de los niños esta en cuestión puede ayudarle a cambiar su tono.
  2. Trata de lidiar con él poniendo tus emociones a un lado. Sabemos que es algo difícil pero no imposible, enfócate en la medida de lo posible, en resolver problemas prácticos sin engancharte emocionalmente.
  3. Estate dispuesta a ceder. Cuando se trata de nuestros hijos hay muchas cosas que no vamos a ceder, pero definitivamente hay algunas áreas que al ceder no afectamos a nadie. Si mantienes tu mente abierta, las cosas fluirán mucho más.
  4. Evita hablar con tu ex cuando estás estresado por otras cosas. Nada se verá afectado si pospones una plática para un mejor momento.
  5. Considera establecer un momento de la semana, o al menos del mes para hablar acerca de los asuntos de los niños. Esto les permitirá estar en sincronía y enseñará a los niños que ambos están comprometidos con su educación.
  6. Cuando establezcan un momento para discutir acerca de ser padres, eviten discutir sobre otras cosas. Si hay algún otro tema que quieran hablar, trátenlo de hacer en otro momento.
  7. Hagan una lista de los temas que quieren discutir en la reunión como conducta, tareas, actividades extracurriculares, terapias etc. Eso les permitirá no olvidar nada y les será más fácil mantenerse dentro de los temas parentales.
  8. Elijan el método de comunicación adecuado. Si prefieren no verse, pueden hacerlo vía telefónica, si prefieren no hablar, pueden hacerlo por correo electrónico. No importa como se comuniquen, lo importante es que lo hagan.
  9. Pongan las cosas por escrito. Si tu ex olvida cosas, (o pretende hacerlo) las  notas pueden ayudarlo a recordar.
  10. Evita mandar mensajes a tu ex por medio de tus hijos. Los niños pueden olvidar darlos y lo más importante, si hay un desacuerdo, pueden sentirse parcialmente responsables. Es mucho más efectivo que los des tú mismo.