¿Cómo evito que mi bebé tenga rozaduras?

Escrito por Parents' Place

Es posible que las primeras rozaduras nos preocupen, porque no sabemos qué hacer. Si tu bebé acaba de llegar a casa van a haber muchas primeras veces de muchas cosas, pero no te preocupes en esta página te trataremos de acompañar.

¿Te has dado cuenta que tu bebé ahorita tiene necesidades muy básicas? Tu bebé come frecuentemente, y por lo mismo deberá evacuar seguido. Este breve texto te da algunos tips para cambiarle el pañal a tu bebé adecuadamente y evites las rozaduras.

¿Sabías que los bebés recién nacidos necesitan alrededor de 8 cambios diarios? ¿Cuántos cambios crees que necesita un chiquitín de 2 años? Si quieres saber la respuesta lee este artículo.  La humedad y las evacuaciones de tú bebé pueden irritar su piel.

Para que no te sientas abrumada con tanto cambio y prevenir rozaduras, te sugerimos :

  1. Siempre viajar con tu pañalera preparada.  Acuérdate de que debes de viajar con pañales, pomada para las rozaduras y toallitas húmedas.
  2. Acuérdate de cambiar a tu bebé frecuentemente.  Algunos de los momentos claves son: después de cada comida, antes de dormir, cuando despierte y antes de salir de casa.
  3. Usa el tamaño correcto de pañal.  Si es muy apretado estará incómodo y se es muy suelto puede rozarse con facilidad y puede haber fugas. Es muy importante que coloque el pañal como debe de ser.
  4. Cuando estés cambiando el pañal, asegúrate que limpies bien la piel de tu bebé.  Intenta que de recién nacido el aseo se haga con agua simple, no lo talles con fuerza trata de ser sutil. Para los 2 meses ya puedes usar toallitas húmedas. Para evitar rozaduras seca bien, pero sólo por contacto o con el aire. Aplica la pomada para las rozaduras para prevenirlas.
  5. Cuida su dieta, sobre todo cuando introduces nuevos alimentos.  Hay comida que le irrita el estómago, entonces sus heces pueden ser más irritantes para la piel.

Si tienes curiosidad, normalmente un niño de 2 años necesita de 4 a 5 cambios diarios.

Esperamos que estas sencillas sugerencias te ayuden a sentirte más tranquila con el cambio de pañal del bebé.