Tengo miedo de bañar a mi bebé ¿cómo lo hago?

Escrito por Parents' Place

Tu bebé acaba de llegar a casa, están muy emocionados, pero nadie se anima a bañarlo.  ¡Qué nervio se ve tan chiquito, resbaladizo  y frágil! No te preocupes a muchos papás les da miedo.

Como sabes el baño es una práctica íntima y que en general se disfruta.  Antes de cualquier sugerencia te recordamos lo importante que es que estés tranquila y lo disfrutes.  Es un buen momento para invitar a tu pareja y que lo compartan juntos, o que tu descanses mientras te ayudan.

A continuación te presentamos algunas sugerencias que te pueden ayudar a sobrevivir el primer baño.

1.  Asegúrate que tienes todo lo que necesitas para bañar a tu bebé.  No quieres desvestirlo meterlo al agua, y a la mitad del baño darte cuenta que no tienes el jabón o la toalla.

2. Es importante que el lugar donde lo bañes sea un lugar calientito  y que no haya corrientes de aire.

3.  Revisa que la temperatura del agua sea templada, pero no caliente, 32 grados centígrados es una temperatura adecuada. .  Siempre antes de meter a tu bebé checa la temperatura con tu mano y tu ante brazo.

4. Mete al bebé poco a poco en el agua.  Una de tus manos siempre deberá sostener su cuello y su cabeza, y con la otra mano lo puedes enjabonar y enjuagar. Ten cuidado porque el chiquitín se puede resbalar fácilmente.

5. Usa el jabón suficiente, no exageres con la cantidad de jabón porque este puede resecar e irritar la piel.  Lávale el cuerpo con tu mano, un trapito o una esponjita delicada. Asegúrate de rociarlo con agua por todo el cuerpo. Lava su cuerpecito de arriba hacia abajo y de adelante para atrás. Lava su cabecita con cuidado evitando que le caiga mucho agua en la carita.

6. Enjuaga muy bien a tu bebé, puedes usar una toallita limpia o bien rociándole agua.

7. Busca una toalla o bata y sécalo con cuidado. No lo talles, sólo acerca la toalla y retírala ( a manera de palmaditas).

8.  Si ves que tu bebé está reseco no olvides ponerle crema para bebé. 

9. Vístelo para que no se enfríe.

Esperamos que estos sencillos pasos te ayuden a sobrellevar el primer baño.