Familias Reconstruidas: Los tuyos y los míos bajo el mismo techo.

Escrito por Parents' Place

Ya llevan varios meses hablando del tema. Están muy enamorados y les gustaría vivir juntos, pero ¿Cómo hacer para que tus hijos y los suyos tengan una convivencia agradable bajo el mismo techo?

Desde los años sesentas se ha vuelto cada vez más común que personas con nuevas parejas e hijos de relaciones anteriores decidan unirse y fomar una nueva familia. A este tipo de familias se les llaman mixtas o ensambladas. A continuación presentamos algunas sugerencias para hacer la transición más amable cuando sea el momento de que las dos familias se unan:

  1. Aquí entre nos. Sabemos que no es fácil estar en la misma frecuencia con tu pareja todo el tiempo, pero si los dos están pensando en vivir juntos e incluir a los hijos de cada quien es muy importante que entre ustedes dos haya mucha comunicación y que se sienta conexión entre los dos. Si no hay coordinación y armonía entre ustedes es probable que establecer reglas en la casa se torne complicado. Hablen de dónde van a vivir, qué hijos vivirán con ustedes, cuáles sólo visitarán los fines de semana. Hagan acuerdos sobre cómo quieren educar a sus hijos. Es posible que encuentren diferencias, adelántense al problema y queden claros entre los dos antes de tomar decisiones.
  2. Cuentas claras, amistades largas. Aunque a veces es incómodo hablar de dinero, es importante que los dos sepan qué le corresponde a cada quién. Muchas veces alguno de los dos recibirá pensión para los hijos. Esto es importante aclararlo porque muchas veces se vuelve un conflicto grande y se empiezan con preguntas como “ ¿por qué tu hijo sí va y el mío no?, ¿por qué tu hijo va a esta escuela?, ¿por qué no invitas de viaje a mis hijos y a los tuyos sí?”
  3. O todos coludos o todos rabones. Será clave que establezcan muy claramente cuáles van a ser las reglas de convivencia. Si tienen a dos hijos de la misma edad no se vale que a uno le dejen ir a una fiesta y al otro no. Entre ustedes dos aclárenlo y una vez que estén convencidos de lo que quieren comuníquenlo a sus hijos. Es probable que los hijos se resistan a los cambios, así que te sugerimos que los involucres y negocien . Una vez que hagan el acuerdo no hagan excepciones, esto puede provocar que algún hijo sienta que se está siendo injusto con él.
  4. Lealtad a papá o mamá. A veces es difícil crear un vínculo con los hijos de una pareja nueva, porque es probable que el niño sienta que le debe lealtad a su progenitor. Te sugerimos que no te impongas, ni te pelees, ni hables mal de la expareja de tu pareja. Intenta crear un vínculo independiente a los problemas que pudieron haber tenido tu pareja y su ex. Sabemos que a veces no es fácil y hay muchos factores que influyen en cada familia, pero esperamos que estas breves sugerencias te ayuden.