Dejar de chuparse el dedo

Escrito por Parents' Place

Chuparse el dedo es una conducta de autorregulación típica de los bebés. La mayoría de los niños dejan el hábito entre los 2 y los 5 años de edad, o antes de que les salgan los dientes permanentes. Si el hábito persiste o el dentista te urge a que deje de hacerlo, te damos algunos consejos para apoyarlo.

¿Quieres saber cuáles son?

  • Recuerda que si no le han salido los dientes permanentes o el dentista no te lo pide, no se recomienda presionar a tu hijo para que deje de hacerlo, suficientes batallas tienes que pelear a esa edad y es probable que esto desaparezca por sí solo.
  • Felicita a tu hijo en los momentos en que no se chupa el dedo, en vez de regañarlo cuando lo haga.
  • Pídele a tu dentista que te ayude a explicarle los daños que puede ocasionarle el seguir haciéndolo. A veces la voz de una autoridad tiene mayor resonancia en el niño que nuestra propia voz.
  • Involucra a tu hijo en la estrategia de solución para ayudarlo a que deje de hacerlo: una pomada prescrita por un médico, envolver su pulgar con una venda o una curita, o poner un guante o un calcetín durante la noche en la mano preferida.
  • Ya que es más difícil dejar de chuparse el dedo durante la noche, intenten empezar a disminuir la conducta durante el día.
  • Identifica patrones que puedan estar causando que tu hijo se chupe el dedo. ¿Lo hace cuando está ansioso, tenso o necesita apapacho? ¿Hay alguna manera de demostrarle cariño para distraer su atención como: un abrazo, caricias en la espalda o leer un libro juntos? ¿Tu hijo se está chupando el dedo por aburrimiento? ¿Hay alguna actividad en la que lo puedas involucrar para que deje de hacerlo?

Ten presente que se trata de una etapa y si presionas a tu hijo, la conducta puede fijarse y convertirse en una respuesta que refleje ansiedad.

Tambien te puede interesar:

¿Cómo elegir el momento adecuado para dejar de amamantar?

¿Cómo tratar los miedos en los niños?

¿Cómo hacer para que tu hijo deje el chupón?