¿Cómo sobrevivir las desveladas?

Escrito por Parents' Place

Es curioso, pero después de que llega un recién nacido llega a casa.  Y normalmente todo gira alrededor del bebé y la mamá.  Pero para el papá también hay grandes cambios, tú también a veces sufres de desvelos y cansancio. 

Por eso compartimos las siguientes sugerencias:


Duérmete temprano

Es súper pesado tener noches sin descanso. Y más cuando a la mañana siguiente hay que ir a trabajar.  Te sugerimos que en si tienes una noche para dormirte temprano, ahórrate el episodio de la serie que querías ver, no navegues en Internet para buscar el aparato de tecnología más moderno.  ¡Aprovecha para dormir! Acuérdate que las desveladas severas son sólo durante los primeros meses, no pasa nada si dejas la serie de lado, y la retomas ya que puedas dormir una noche completa o 6 horas seguidas.

Arma tu rutina

Trata de establecer horarios y hábitos.  Los seres humanos nos sentimos cómodos con lo habitual, nos da confianza saber qué va a pasar. Una manera de sobrevivir los desvelos es tratar de organizar tu día y tratar de ser constante.

Come bien

A las mamás les pedimos que se cuiden y comen bien.  A veces descuidamos a los papás, así que no te descuides.  Tu bebé y tu pareja también te necesitan fuerte.  Tu cuerpo ya tiene suficiente estrés con las desveladas.  Trata de comer rico, sano, ligero y a tus horas para no saturarte.

Relájate

Muchas veces con la llegada del bebé, te puedes sentir abrumado.  Y en las noches cuando tienes un ratito para  dormir, te atrápala angustia.  Entre que te preocupa que todo esté bien con tu bebé, con tu pareja y el trabajo.  Si encuentras tiempo haz ejercicio, si no es opción, antes de dormir respira profundo y concéntrate en tu cuerpo.  En otro artículo podrás encontrar algunos ejercicios de relajación.

Tómate una noche libre

Sabemos que no es fácil pero es importante que trates de dormir una noche completa a la semana.  Pueden tomar turnos tu pareja y tú.  Una noche completa tú le das de comer y calmas al bebé, las dos noches siguientes toman turnos y a la tercera noche tu pareja atiende al bebé completamente.  Puedes organizar estos turnos de acuerdo a tu día más pesado de la semana.