Consejos sobre el chupón

Escrito por Parents' Place

El chupón tiene como objetivo satisfacer la necesidad de succión del bebé, no la de retrasar o reemplazar los cuidados de mamá o papá. Evita utilizar el chupón como “anestesia” para tu bebé, no dejes que reemplace tu atención y cuidado.

  • Si o No al chupón. Este utensilio es de lo más controversiales en relación con el bebé. La realidad es que los bebés tienen una importante necesidad de succión que puede verse en algunos niños desde antes de nacer. Después de sostener a tu bebé y alimentarlo, el succionar es la mejor manera de consolarlo. Es por eso que el chupón pueden ser un excelente apoyo, mientras recuerdes que es para consolar a tu bebé y no para tu conveniencia. Como en todo, el tema es utilizarlo conscientemente sin abusar de él.
  • Intenta utilizar el chupón para consolar la necesidad de succión de tu bebé y no para callarlo y “anestesiarlo”. El bebé requiere que lo abraces y lo sostengas, utilizar siempre la alternativa del chupón cuando llora o está incómodo afecta la seguridad y confianza que tu bebé está empezando a crear en ti y le impide al padre aprender las técnicas de consuelo que le funcionan a su bebé en particular. Date cuenta que lo estás haciendo si en el momento que llora, lo primero que haces es buscar el chupón más que observar lo que le sucede.
  • Los expertos recomiendan que intentes apartarte del chupón las primeras semanas de lactancia debido a que tu bebé y tú aún están aprendiendo a acomodarse para hacerlo y para hacerlo bien es preferible que el bebé succione sólo el pezón de su madre. Una de las cosas que el bebé debe aprender es a succionar el pezón de la manera correcta para obtener la mayor cantidad de leche. El bebé succiona el chupón de diferente manera a como succiona el pezón debido a que los chupones tiene una base angosta y el bebé no tiene que abrir tanto la boca para succionarlo. Lo anterior puede causar dificultades en la lactancia que prefieres ahorrarte. Ojo, esto no sucede en todos los casos, hay bebés que pueden transitar del chupón al pezón sin problema desde temprano. Para sustituir el chupón estas semanas puedes utilizar tu dedo o el de papá, asegurándote que estén limpios y con uñas cortas para no lastimar su paladar.
  • No presiones a tu bebé, algunos bebés no disfrutan los chupones debido a la textura, el olor, o el sabor de los mismos.
  • En algunos momentos, el chupón puede ayudar a tu bebé a mantener la calma, especialmente en circunstancias o lugares en lo que debe haber silencio. Para estos momentos, úsalo sin abusar de el.
  • El chupón estimula el flujo de saliva, que es un digestivo natural y un lubricante intestinal, la succión al chupón puede ayudar algunos bebés con dificultades intestinales como reflujo.