¿Porqué mi hijo no quiere comer?

Escrito por Parents' Place

Consejos para padres de niños de 1 a 3 años

Los niños entre el primer y el tercer año tienden a jugar, manosear y tirar la comida.  Ser quejumbroso con la comida es parte de esta etapa del desarrollo.  No sé si lo has notado, pero en esta etapa los niños ganan peso más lentamente que durante los primeros meses, por ello no necesitan ser alimentados tan frecuentemente.

A veces te preocupa porque tus hijos no comen lo que te gustaría que comieran.  Y  te angustia porque sientes que su dieta no cubrirá sus necesidades, pero confía en tu  hija o hijo, si los ves contentos, jugando y comiendo lo suficiente y tu pediatra te confirma que están sanos no tienes problemas . 

¿Sabías que la ingesta recomendada en esta etapa es de 1,000- 1,300 calorías? Pero no pasa nada si algunos días no llega a esta cantidad de calorías.  Para que más o menos te des una idea, se aconseja que a esa edad los niños tomen de 3 a 5 porciones diarias de frutas y verduras; una porción para ellos es el equivalente a dos cucharadas soperas.

A continuación te presentamos algunos puntos que te pueden ayudar a involucrar a tu hija o hijo en su alimentación:

  1. Permítele escoger. En un contenedor con distintos compartimentos puedes poner: lunas de manzanas, barquitos de aguacate, ruedas de plátano, árboles de brócoli, naves espaciales de huevo hervido.  Si te fijas todo es sano y le das libertad de escoger.
  2. Que exploren con la comida.  En esta etapa es muy divertido sumergir, embarrar y poner algo encima (seguro ya te has dado cuenta). Algunos alimentos que pueden servir para esto son: Queso cottage, queso derretido, yogurt, guacamole, puré de frutas o verduras, y también crema de cacahuate.
  3. Dale oportunidad de participar al cocinar la comida. Sabemos que tu hija o hijo no puede hacer toda la comida.  Pero si le vas a dar un sándwich, le puedes presentar los ingredientes y que ella o el lo prepare al gusto.  Que se involucre en el proceso de lavar las frutas y verduras.  Y permítele ver cómo cocinas.
  4. Usa tu creatividad al presentar tus platillos. Puedes hacer caritas felices con verduras, casas de pollo, coches de frutas, etc.  Acuérdate que para ellos es importante el estar descubriendo y divertirse.
  5. Mesa infantil. Este punto es complicado, porque no siempre se puede.  Pero si tienes una mesa para niños en donde tu hija o hijo se pueda sentar con sus hermanos y amigos, mejor. Al estar bien sentado y tocando con sus pies el piso va a ser más fácil que adquiera la costumbre de sentarse a la mesa.  A veces las sillas infantes los desesperan porque sus pies están volando y les dan ganas de caminar.
  6. Aprovecha cada caloría. Tu bebé tiende a comer poco, le gusta más jugar que comer y está todo el día de arriba para abajo.  Por eso te sugerimos que intentes que su comida sea sana pero con un alto contenido nutricional: papa,, pasta, brócoli, aguacate, arroz salvaje y otros granos, crema de cacahuate, pollo, huevos , pescado, frijoles y lácteos.
  7. Que no te angustie la inconsistencia. Acuérdate que en esta fase del desarrollo tu bebé está explorando su libertad, pero está le causa sentimientos encontrados. Por eso muchas veces lo ves inconsistente y voluble.  Así que no te asustes. Si un día come bien y otro no, es parte de la etapa.  Eso sí si ves que pierde mucho peso , se enferma seguido de infecciones intestinales y rechaza la comida consulta a un especialista.


¿Cómo enseñar a nuestros hijos a comer bien?