¿Cómo puedo ser un mejor papá cuando estoy solo?

Escrito por Parents' Place

La aventura más grande del ser humano es tener un hijo, es un camino lleno de satisfacciones y alegrías, pero también de angustia y momentos de frustración .  De por sí es difícil cuando tienes una pareja en quién apoyarte, ahora imagínate sólo, la dificultad se hace más grande.

Pero no te sientas abrumado, no eres el primer papá que criará a sus hijos  por su cuenta.  A continuación te presentamos algunas sugerencias para aligerarte el camino:

Cuídate mucho

Es importante que no olvides que tienes que estar sano y en buenas condiciones por ti y por tus hijos. Cuando uno vive sin pareja es muy fácil saltarse una comida o dormir poco. Sabemos que toma tiempo, pero el desarrollar la habilidad de reconocer qué necesitas te puede ahorrar muchos momentos difíciles. Así que ¡cuídate! Empieza con lo básico, asegúrate que tu cuerpo tenga comida, descanso y ejercicio. 

Construye redes de apoyo

Dicen por ahí que dos cabezas generan más ideas que una y que mientras más manos haya, pues mucho mejor.  Apóyate en tus amigos y familia. Intenta conocer gente que estén en la misma situación que tu.  De alguna manera es como si escogieras una familia para ti y para tus hijos. 

Genera un plan de emergencia

Muchas veces las mujeres son las que se preocupan de tener medicinas y comida en la casa.  Una situación común es que a media noche tu hijos se sienta mal y no tengas medicina , ahora ¿qué haces? Otra situación que se puede dar es que tú te enfermes.

Te sugerimos que intentes en medida de lo posible prevenir.  Ten un botiquín de primeros auxilios en casa. 

Si por cualquier cosa el botiquín te falla, ten a la mano los teléfonos de emergencia: el pediatra, familiares,  amigos de confianza, farmacias cercanas y niñeras.

Déjate ayudar

Todos necesitamos que nos ayuden de vez en cuando, intenta tener tu núcleo de gente de confianza con los que puedas compartir tu día a día para que las preocupaciones no se vuelvan muy grandes.  Si aceptas ayuda los días malos no serán tan malos y los días buenos serán mejores.