Alternativas al Castigo

Escrito por Parents' Place

El castigo es uno de los métodos de disciplina más utilizados entre los padres. Desgraciadamente o afortunadamente, no siempre funciona y el niño sigue repitiendo la conducta por la que fue castigado.

¿Quieres conocer algunas alternativas al castigo?

Es cuando el castigo no funciona que surgen las dudas: ¿Cuántos castigos son suficientes?, ¿Cuánto tiempo estará castigado el niño?

Según muchos autores, el problema con el castigo es que el castigo distrae de lo que quieres que el niño haga, por ejemplo, si quieres que cada vez que utilice tu computadora, la apague y la deje en su lugar y no lo hace después de que se lo pediste claramente, entonces lo castigas con no poder usarla. Pero hay un problema con el castigo, este castigo no le expresa tus sentimientos, no le expone tus expectativas directamente y no le da opciones para elegir.

Algunas alternativas que puedes tomas en vez de castigar pueden ser:

  • Expresa tus sentimientos: “Me siento frustrada y enojada porque no puedes dejar mi computadora en su lugar y la dejas sin apagar.”
  • Expone tus expectativas: “Espero que puedas regresar y apagar la computadora cuando te la presto”
  • Dale opciones: “Puedes seguir utilizando mi computadora cuando quieras y apagarla y dejarla en su lugar, o puedes dejar de tener el privilegio de utilizarla. Tú decide.”
  • Actúa: Pon tu computadora en un lugar inalcanzable para el niño, con el fin de que vea las consecuencias de su conducta. Díselo cuando te lo pregunte.
  • Crea un plan de solución: Siéntate con tu hijo y creen juntos un plan para que el pueda utilizar tu computadora y tú la puedas encontrar cuando la necesites. Si el se siente parte de la solución, será más fácil que la realice. 

Si decides castigar, o has castigado antes, no pasa nada. Lo importante es que te des cuenta de lo mucho que puedes ganar y enseñar a tu hijos utilizando estas alternativas.