Las Necesidades Básicas de un Bebé

Escrito por Parents' Place

Placenta Externa, no es casualidad que Elvira Porres llame de esta manera a él conjunto de necesidades básicas que propiciarán la gestación psíquica del neonato, pues así como en el momento intrauterino la placenta colmaba al bebé de todas sus necesidades para un desarrollo pleno, lo mismo sucederá con esta placenta externa en el recién nacido,lo colmara de todo lo necesario para su desarrollo psíquico, pues su labor será nutrir “el ser psicológico del recién nacido”.

El instinto provee a la madre de un conocimiento que se ha visto relegado por las elaboradas instituciones, pues inmediatamente son separados madre e hijo comenzando a alimentar la ya traumática separación, cuando más que nunca después del parto “tanto la madre como el bebé se necesitan vitalmente”.

La futura independencia del niño y plenitud de ambos dependen totalmente del contacto piel a piel que tengan inmediatamente después del parto, del fuerte tejido que hagan con el contacto. Pues el recién nacido no entiende su cuerpo si no a partir del de su madre. 

La piel: “el órgano más extenso del cuerpo, el más sensible, el más antiguo, nuestro protector más eficaz, nuestro primer medio de comunicación con el exterior”.

Por medio del tacto el bebé dentro del vientre recibe las primeras señales y el cuerpo las transfiere al cerebro, siendo así el sentido más desarrollado con el que el bebé nace y solo así puede comenzar a entender el mundo exterior, durante el parto se intensifican estas señales por lo que al nacer hay una inmensidad y el contacto inmediato es la clave para seguir entendiendo el mundo que ahora se ha convertido en algo inmenso siendo así la piel el único medio de comunicación del que dispone hasta que los demás sentidos despierten. 

Cuando a un bebé se le sostiene cerca y cariñosamente le estamos ayudando a sobrellevar la carencia que inevitablemente siente y el momento será menos traumático. “estas primeras grabaciones cerebrales serán siempre el patrón conciente e inconciente al que el individuo adulto regresará innumerables veces para proseguir su desarrollo autónomo”.

¿Cuáles son entonces las necesidades básicas de un recién nacido?

Contacto piel a piel y Calor, la piel vulnerable del recién nacido es susceptible a TODO y el toque amoroso lleno de calor le brinda bienestar, una caricia de manos calientes son su delicia, el toque frío le da sobresalto, solo recordemos lo que hace una mano fría en nuestra piel, ahora tratemos de poner esa sensación en un bebé que su piel es el medio en el que recibe sus estímulos, es por eso que el toque lleno de calor le da tanto bienestar.

Arrullo, durante la estadía en el vientre recibía un constante arrullo (podía sentir todos los movimientos acompañados del latir de tu corazón, tu voz, movimiento de tus intestinos, etc.) sensación registrada en su cerebro como parte del placer que gozaba, ¿por que privarle este placer ahora que ha nacido? Mécelo en tus brazos, cántale.

Seguro habrá comentarios como: “No lo cargues todo el tiempo se va a mal acostumbrar, te esta controlando, se va a embracilar.” Estos comentarios sólo te privarán de gozar la cercanía con tu hijo y disfrutarlo ahora que lo puedes ver, tocar, oler. Más que nunca se necesitan, es momento de enamorarse, mientras más cerca, su comunicación comenzará a ser más fuerte y al mismo tiempo podrás estar alerta de mensajes sutiles que recibes de el y entender qué necesita TU BEBÉ, pues así como existen las necesidades básicas del recién nacido, en cada caso están llenas de particularidades que solo mamá y bebé saben.

Escrito por Lila Romero Guerrero, Madre, acompañante terapéutico en la maternidad y crianza. Gestora de Comunidad Crianza Comadres. Este artículo fue escrito a partir del libro “Tócame Mamá” de Elvira Porres. 

lilaromeroguerrero@gmail.com

 

También te puede interesar