¿Cómo puedo involucrarme en el regreso a clases de mi hijo?

Escrito por Parents' Place

El inicio de un ciclo escolar es el principio de miles de aprendizajes para tu hijo.  Lo curioso es que no sólo él o ella tiene que estar preparado sino que tú también.  A continuación te presentamos algunas sugerencias que podrían hacerte más sencilla la adaptación al regreso a clases:

1.-  Lee y pon atención a lo que te piden en la escuela.  A veces estamos tan cansados del trabajo y con preocupaciones, que olvidamos conocer o recordar porque elegimos esa escuela para nuestros hijos.  Si nuestros hijos van por lo menos 35 horas a la semana ahí, sería bueno conocer qué busca la escuela, para que tu puedas reforzar con tu hijo los aspectos que te parecen importantes.

2.- Aprende con tu hijo o hija.  Así como cada materia en la escuela tiene un objetivo, es buena idea fijar una meta entre ustedes.  Si a tu hijo le cuestan las matemáticas pueden fijar de meta mejorar un punto entero la calificación.  Si su problema es la disciplina también puedes acordar en ello.   Estos acuerdos hacer sentir a tu hijo que estás involucrado en el proceso. Es muy importante fijar consecuencias, para que el niño desarrolle un sentido de responsabilidad.

3.- El orden es básico. Si un niño tiene su mochila y el espacio de trabajo limpio,  trabaja mejor, se siente más cómodo y pierde sus cosas con menor frecuencia.  

4.- Las rutinas permiten la estructura.  Bríndale a tus hijos rutinas fáciles de seguir, apartando los fines de semana y los días festivos para descansar. Acuérdate que los horarios como la  hora de dormir, despertarse, ir a la escuela, hacer las tareas, jugar y pasar un tiempo en familia, permiten al niño mejor manejo del tiempo y le da seguridad.

5.- Cuida su alimentación. Acuérdate que para rendir bien necesitamos estar bien alimentados.  Cuida los alimentos que injiere tu hijo.  Intenta que coma 5 veces al día, 3 comidas fuertes y 2 botanas entre las comidas. 

6.- La práctica hace al maestro. No te canses ni te desesperes si no todo sale a la primera.  Acuérdate que a los niños les cuesta trabajo cambiar de hábitos.  Ahorita estuvo de vacaciones y se puede resistir a volver a tener horarios tan estructurados.  Dale tiempo y  demuéstrale que es importante para ti que lo logre.  Acuérdate que si ellos te ven involucrado y ven que le das importancia, comúnmente funciona mejor.

6. Tu eres su ejemplo. Los niños aprenden de sus padres. Si ven que eres organizada, y se dan cuenta de lo que es importante para ti, como ser gentil con los demás, hacer ejercicio, comer sano y mantener una actitud de respeto; es muy probable que ellos sigan estas conductas.

¡Mucha suerte para ti y para tus hijos en este regreso a clases! Esperamos que sea un año lleno de éxitos, crecimiento y satisfacciones.