Los Medios y la Violencia Infantil | Parents´Place

Escrito por Parents' Place

Evita la Violencia En Los Pequeños 

Tristemente se nos ha hecho costumbre presenciar y convivir con violencia. Vivimos en un mundo que gira rápido, en donde la agresión y la falta de empatía se hacen notar, vivir acelerados y con una falta de conexión con los demás pueden ser actitudes fáciles de adoptar.

Los niños absorben la información y las actitudes, y copian las conductas que ven en los adultos y en los medios. No queremos ser alarmistas, sólo buscamos brindarte información que te puede ayudar a decidir cómo escoger las películas, los programas de TV, los juegos de vídeo y las redes sociales de acuerdo a la edad de tus hijos. A continuación te presentamos algunas ideas para este propósito:

Somos lo que vemos. Así como somos lo que comemos, también somos lo que vemos, particularmente los niños. Los niños entre los 3 y 5 años de edad imitan lo que ven. Juegan a ser buenos y malos, tratan de entender qué se vale y qué no.  
Se han llevado a cabo estudios con niños a los que se exponen a programas televisivos en donde los personajes muestran empatía y cooperación (en lugar de agresión y violencia), los resultados de estas investigaciones nos dicen que en tan sólo 6 meses niños en edad preescolar mejoran su conducta.
También se ha demostrado que imágenes violentas y escenas de miedo en niños de 3 a 6 años de edad aumentan la probabilidad de que ocurran pesadillas, y los problemas de sueño afectan la conducta.

  • Cuidado con el número de horas. Los niños actualmente pasan por lo menos dos horas diarias frente a la televisión o los videojuegos. Una buena opción es controlar el número de horas.  Para esto es importante que consideres las costumbres de tu familia en particular, pero una sugerencia podría ser nada de televisión para niños menores de 3 años, 1 programa al día entre semana para niños entre 3 y 5 años y 2 programas al día los fines de semana, 1 hora de televisión al día para niños mayores de 5 años entre semana y 2 horas los fines de semana.
  • Otra muy buena opción es sólo permitir a los niños que vean la televisión cuando hay un adulto presente, para poder estar al tanto de el contenido de los programas y en caso de que haya escenas violentas, poder hablar con ellos y explicar que esa no es la solución a los problemas.
  • Imaginación. Acuérdate que antes de los 7 años de edad los niños perciben al mundo de una manera fantasiosa y les cuesta trabajo identificar la realidad.  Por eso es particularmente importante que estés al pendiente de lo que ve tu hijo en la tele, ya que puede llegar a repetir conductas que no aprecie que tengan un efecto negativo. Un ejemplo de esto es cuando los niños ven que las “Tortugas Ninja” se pelean, pero no les pasa nada, pueden llegar a creer que no lastiman cuando golpean a alguien más.
  • Graba los programas con anticipación. Esto te permitirá estar tranquila que sólo están viendo aquello que tú les permites ver, además de que podrás adelantarle durante los comerciales, que muchas veces enseñan imágenes o promocionan cosas poco apropiadas para los niños.
  • Checa lo que tú ves en la TV con tus hijos presentes. Las noticias que están de fondo mientras se terminan de arreglar para la escuela puede mostrar escenas fuerte y hablar de temas controversiales para los niños pequeños.
  • Utiliza YouTube. Los niños pueden llegar a sentirse como grandes cuando ven YouTube, además de que YouTube te permite hacer una lista adecuada para niños pequeños.
  • Redes sociales. Te sugerimos que respetes las normas establecidas para el uso de redes sociales.  Muchas veces los niños buscan la manera de participar en estas redes, pero no saben en lo que se están metiendo.
  • Los juegos de video. Como los juegos de vídeo son más recientes, aún no existe suficiente información para establecer los efectos de los mismos. Te recomendamos que al igual que con la televisión, revises el contenido de los vídeojuegos.  De hecho, los vídeo juegos tienen sugerida la edad mínima para jugarlos, te recomendamos que la respetes.  Si ves que tu hijo está jugando más de lo normal y ha disminuido su interacción con la familia y con sus amigos, acércate y pregúntale cómo está; algunos niños con depresión se encierran en los juegos de vídeo para compensar o desconectarse de algún problema.
  • Busca y promueve juegos de vídeo no violentos. Pueden ser juegos de deportes, de construcción de civilizaciones o de estrategias.
  • Evita que tu hijo juegue videojuegos dentro de su recamara. Intenta que los videojuegos estén en el cuarto de TV para que puedas notar cuanto tiempo tu hijo está realmente jugando.
  • Promueve un balance. Intenta que tu hijo equilibre sus actividades variando de un tiempo en la TV, un tiempo jugando vídeojuegos, pero tambien conviviendo con la familia, amigos o jugando otro tipo de juegos.

¿Qué pasa si no puedo estar con ellos siempre que ven la tele o juegan?  Sabemos que no siempre puedes estar ahí, pero te sugerimos que utilices las medidas de seguridad que están disponibles. El que tengas grabados los programas y sólo le permitas a tu hijo ver aquello grabado, o tengas contratada la función que le permita ver a tu hijo sólo los programas o películas que tú eliges es una muy buena opción.

Acuérdate que tus hijos te necesitan, sabemos que no los puedes mantener en una burbuja siempre y que no podemos negar lo que ocurre en el mundo.  Las mejores herramientas contra la violencia son la comunicación y el ejemplo, úsalas.