10 Actividades Para Niños de 1 Año

Escrito por Parents' Place

¡Refresca tus actividades!

Tienes un niño de 1 año y ya no sabes que otras actividades hacer con él.
A continuación te damos algunas ideas:

  •   Realiza experimentos que estimulen sus sentidos.

Aprovecha la cocina para exponer a tu pequeño a diferentes texturas, olores y sabores. Puedes cocer un huevo y permitirlo abrirlo para sentir la textura del mismo, partir un limón y dejarlo olerlo y probarlo o poner una tina con agua espaguetis para que juegue tocándolos y tratando de agarrarlos.

  • Con polvo de gelatina, haz pintura comestible.

Déjalo pintar sobre una hoja con sus deditos y luego déjalo metérselos a la boca.

  • Cuéntale un cuento.

Establecer rutinas para irse a dormir para niños de 1 año es muy importante y contarle un cuento puede ser una excelente parte de la rutina.

  • Utiliza materiales como Fomy y Fieltro para crear figuras geométricas, letras y números.

Tocar las diferentes texturas de estos materiales y manipularlos puede divertirlos al mismo tiempo que aprenden.

  • Jueguen con pelotas de diferentes tamaños.

Las pelotas son una excelente herramienta para divertir a los niños de esta edad. Intenta hacerlo con pelotas de diferentes tamaños (siempre más grandes que una pelota de tenis) y de plástico, para que no sean muy pesadas y puedan lastimarlo.

  • Pinten con los dedos

Los niños de esta edad aún no pueden manipular un color adecuadamente, por lo que les es más fácil pintar con sus deditos.

  • Jueguen con papel brillante

Algunos papeles para envolver regalos brillan, corta pedacitos y ponlos en un recipiente, luego deja que tu hijo los toque y juegue con ellos. Recuerda estar supervisándolo para que no se los vaya a meter a la boca.

  • Cosas que se pegan

Utiliza estampas de diferentes tamaños para enseñar a tu pequeño acerca de las cosas que se pegan.
Actividades para clasificar. Motiva a tu pequeño a clasificar objetos para mantenerlo entretenido. Puedes empezar con cosas que son de mamá y cosas que son de él. Luego con colores y tamaños. El chiste es que empiece a verte haciéndolo y poco a poco irá aprendiéndolo.

  • Haz una botella de sorpresas:

Con una botella de plástico, quítale la etiqueta, ponle agua y agrega pequeños pedazos de fomi, papel u otro material de colores. Luego ciérrala bien, y permite que tu hijo se divierta con la botella de sorpresas.