¿Qué podemos enseñarles a nuestros hijos en estas fiestas?

Escrito por Parents' Place

En estas fechas los adultos tendemos a reflexionar, a pensar qué podemos hacer mejor para los próximos años, en qué nos equivocamos este año y qué nos gustaría lograr.  Ahora que está cerrando es buen momento para también evaluar como estamos influyendo en el desarrollo emocional del niño.

 

Hay que aprovechar que los niños están particularmente receptivos, es una época del año que les causa ilusión y les llena de esperanza. A continuación compartimos contigo algunos valores que son inspirados por la temporada y que pueden ser una herramienta valiosa en el desarrollo emocional del niño:

Siembra gratitud:

Actualmente los padres se quejan porque consideran que sus hijos no saben agradecer.  Este fin de año es la temporada ideal para acercarte a ellos y observar el desarrollo emocional del niño y decirles por qué estás agradecido tú, así como preguntar qué agradecen ellos.  No importa cuán difícil haya sido el año (en cuestión de salud, de economía o en la escuela), si estamos vivos, algo habrá que agradecer.

1.      Aprender a compartir

Otra queja frecuente, es que los niños de hoy son muy egoístas y les cuesta ser generosos.  Durante esta época vuélveles a recordar lo importante que es compartir con los demás, no sólo las cosas materiales, si no las ideas y sobre todo el tiempo. Cuando compartimos aprendemos que necesitamos de los demás, usualmente los niños compartidos tienden a trabajar mejor en equipo que los niños que no lo hacen.

2.      Inspira esperanza

Sabemos que no es fácil mantener la esperanza en un mundo tan complicado como en el que vivimos, pero estudios han demostrado que las personas con esperanza tienden a tener más motivación y satisfacción en sus vidas.  Recordarles que la vida tiene momentos difíciles, pero también alegrías les da una sensación de que pueden enfrentar las adversidades les ayuda en el desarrollo emocional del niño.

3.      Convivan en familia

Esta sugerencia no es sólo para estas fechas, pero con las vacaciones que hay en la escuela y los días que nos dan libres en el trabajo, a veces esta convivencia se facilita en estos días.  Busquen un pretexto para conocerse mejor, para ver el desarrollo emocional del niño, para preguntarse qué les gustó más de este año, qué cambios (positivos y negativos) vieron entre padre e hijo.  A veces con tantas cosas que tenemos que hacer se nos olvida que a los niños les gusta y necesitan guía, apoyo y mucho tiempo.

Parents Place les desea unas Felices Fiestas y un próspero 2014.  Gracias por su tiempo y confianza