Los primeros dientes en bebés

Escrito por Parents' Place

Ya leíste todos los artículos que has encontrado sobre llanto, pero sigues sin entender por qué tu chiquito está irritable y más llorón que de costumbre. No entiendes qué puede estar pasando, todo parecía estar marchando perfecto y ahora que tu bebé tiene alrededor de 4 meses, no hay manera de calmarlo. Los primeros dientes en bebés pueden ser una gran molestia para muchos de ellos.

No te preocupes, ¿sabías que normalmente entre los 4 y los 7 meses los dientes del bebé crecen? A algunos bebés este crecimiento no les afecta, pero para otros es una etapa muy incómoda.

Como ya mencionamos, en general la dentición de los bebés comienza a los 4 meses, pero acuérdate que cada uno es diferente. Hay bebés que empiezan un poco antes y otros tardan más. La mayoría de las veces, los primeros dientes en crecer son los que se encuentran en la mandíbula inferior en la parte de enfrente, luego los dientes que están enfrente pero en la parte superior y poco a poco irán creciendo los dientes laterales y molares respectivamente.

¿Cómo saber si los primeros dientes del bebé estan empezando a crecer? Algunos signos que te pueden ayudar a identificar esta etapa son:

El bebé babea mucho

• Se quiere meter todo a la boca y tiende a morder

• Encías inflamadas (que en algunos casos pueden provocar fiebre)

• Sientes que está muy irritable y sólo se calma cuando muerde algo

• Le cuesta trabajo conciliar el sueño

¿Cómo ayudar en el proceso de dentición de los bebés?

• Busca aros o donas de plástico duro que se puedan enfriar en el refrigerador, se les conoce como mordedores para bebés. Les encanta morderlas, les da alivio y baja la inflamación de las encías.

• Si no encuentras esos aros, con un trapo húmedo y frío o con tus dedos (manos lavadas) puedes recorrer sus encías o dejar que los muerda.

• Los alimentos firmes también les dan sensación de alivio. Cuida que si le das galletas no contengan mucha azúcar; y si son vegetales, no le des vegetales pequeños para no correr el riesgo de que se ahogue.

• Puedes darle también alimentos fríos como el yogurt o los purés.

Si tu bebé está muy irritable y con fiebre, consulta a tu pediatra.