¿Cómo lograr tus propósitos de año nuevo?

Escrito por Parents' Place

Estamos comenzando el 2015, tenemos mucha energía, ilusiones y sueños que queremos cumplir a lo largo de este año. Muchas veces compartimos con nuestros hijos eso que queremos lograr; a veces hasta invitamos a nuestros hijos a generar sus propios propósitos.

Pero hay muchas veces que ni siquiera sabemos qué queremos o cómo queremos lograr aquellos que tanto anhelamos.

A continuación te presentamos algunas ideas publicadas por los psicólogos de la Universidad de West Virginia, para que lograr tus propósitos sea menos frustrante:

Primero que nada debes de identificar qué es lo que quieres lograr.

Logra los propósitos de año nuevoEn tu caso puede ser un propósito como bajar tus niveles de estrés o encontrar más tiempo para compartirlo con personas queridas; para tus hijos puede ser ver menos televisión o hacer menos travesuras. Independientemente de la conducta se que quiera cambiar, es muy importante que la persona entienda los beneficios que esta le traerá y los sacrificios que hay que hacer para lograrlo.

Es un ejercicio muy importante para adultos y para niños, saber que muchas veces para lograr algo valioso hay que esforzarse mucho, pero el fruto vale la pena. Una vez que tus hijos o tú están convencidos de que lo mejor es cambiar esa conducta, entonces están listos para el siguiente paso.

Genera y sigue un plan.

Suena sencillo y lógico, pero muchas veces queremos algo, estamos seguros de que lo queremos, pero no sabemos qué hacer para llegar a esa meta.

El diseñar un plan te permitirá monitorear si has tenido avances o retrocesos y poder cambiar de estrategias. Por ejemplo, si mi propósito de año nuevo como niño de 7 años es molestar menos a mi hermana pequeña, podría pensar en distintas maneras de relacionarme con ella, o en diferentes actividades que puedo hacer en lugar de molestar a mi hermana.

Una vez que identifique esas actividades o esas nuevas formas de acercarme a mi hermana, entonces puedo monitorear si he reducido el número de veces que molesto a mi hermana a la semana. Es muy probable que los niños menores de 5 les cueste mucho trabajo seguir este plan, pero de los 6 a los 11 años es probable que lo puedan hace con la ayuda de un adulto. Se recomienda que mientras más joven sea el niño o la niña, más sencillas sean las conductas y el plan a seguir.

Es muy importante que tu gran logro lo simplifiques ,logres ser específico y establezcas un tiempo para llevarlo acabo porque si no es muy fácil perderse y aplazar aquello que se desea. En este punto es de vital importancia que le expliques a tus hijos que es normal tener momentos difíciles y que no siempre vamos a tener la conducta que buscamos, pero es importante volverlo a intentar. Este paso no sólo es difícil para los niños, los adultos a veces olvidan que no siempre se tiene todo a la primera y que todos tenemos malos días de vez en cuando. Finalmente, es muy importante que lo compartas con los demás. Nosotros sugerimos que lo compartas con tus hijas o hijos, familiares y amigos cercanos. Esto te empujará a cumplirlo y les permitirá ayudarse si ven que alguien necesita apoyo o para brindar nuevas ideas, en caso de que el plan no esté funcionando.