5 Consejos Para Mejorar la Relación Con Tu Hijo | Parents´Place

Escrito por Parents' Place

Mejora la Relación con tus  Hijos

Muchos padres se preguntan cómo pueden mejorar su relación con sus hijos. Les gustaría llevar una relación cercana y afectiva con sus niños. A continuación te presentamos algunas ideas que podrían mejorar tu relación con tus hijos:

1) Juega: Intenta pasar por lo menos 5 minutos de tu día jugando con él o con ella. Aunque sea dales 5 minutos para que ellos lo puedan decidir qué actividad quieren realizar. Incluso es importante que pongas un horario. Así como hay tiempo de comer, de dormir y de bañarse; establece un tiempo para jugar y divertirse juntos..

2) Empatiza: A los adultos a veces nos cuesta trabajo detenernos ponernos a pensar qué sienten nuestros hijos, no sabemos cómo detenernos y preguntar cómo estás, no encontramos el momento de decir cómo va tu día. Entonces, antes de discutir y regañar sería una buena opción decir algo como: “te noto de mal humor y por eso me contestaste feo, ¿qué tal estuvo tu día?” Una vez que te conteste tu hijo o hija dile “Entiendo que cuando tenemos malos días es difícil ser amable y alegre, pero el tener un mal día no es una excusa para contestar mal.”

3) Date tus tiempos: Cuando uno se convierte en papá o mamá, es muy difícil encontrar momentos para uno mismo. No tenemos tiempo para dormir, hacer ejercicio, comer y tener una vida social. Es importante que mantengas tu motivación y ánimos arriba. Busca algunas horas a la semana para ti, cuídate, para que tus hijos aprendan a cuidarse.

4) Constancia: Se consistente y respetuoso con tus hijos. A nadie nos gusta que nos digan una cosa y a la mera hora se haga otra. Es muy importante que trates a tus hijos como te gusta que te traten. Acuérdate que los niños aprenden rápido, entonces es importante que seas consecuente y constante con tus comportamientos, sus castigos y las promesas.

5) Final del día: Aun cuando el día de tu hijo haya sido malo, haya molestado a su hermana, haya contestado a los profesores e incluso a ti. Recuérdale que lo quieres mucho o dile que sí hizo bien todas las noches antes de que se vayan a dormir. ¿A quién no le gusta saber al final de un día difícil que no todo está mal?