5 Ideas para hacer el baño más divertido

Escrito por Parents' Place

Cómo hacer el baño divertido

En algunas familias la hora del baño se puede convertir en un pretexto para que la casa se vuelva en una batalla campal. Claro que hay bebés y niños que disfrutan mucho la hora del baño, pero hay otros que necesitan más motivación que otros. Recuerda que el baño es un momento íntimo y que fortalece el vínculo entre tus hijos y tú, por ello te sugerimos 5 pasos para hacer el baño más divertido para ti y para ellos.

Imagina.

Si tus hijos tienen apenas unos meses, es probable que no sea tan complicada la hora del baño, pero no está demás contarles un cuento desde pequeños sobre el baño. Puedes usar su personaje favorito y contar la historia de cómo Anna y Elsa (de Frozen: Una aventura congelada) siempre se bañan antes de dormir y se divierten mucho, o como Rayo Mcqueen no puede descansar si no lo lavan bien después de un día de carretera. Podría ser divertido y efectivo que entre los dos hagan la historia, y que tus hijos se imaginen qué pasaría si Rayo esta todo sucio.

Canta.

Si tu hijo ya puede hablar pueden inventar una canción mientras se bañan. Pueden usar el ritmo de una canción (cada día pueden cantar una canción distinta) y que la letra tenga que ver con el baño. Por ejemplo:

Me voy a meter a bañar,
¡qué rico me va ayudar a descansar!
Desde mi cabeza hasta los pies voy a tallar
Voy a empezar con el champú y muchas burbujas sacaré
Después con el jaboncito toda mi piel lavaré
Y al final mi mami mi pijama me pondrá Si tengo suerte podré chapotear

Juega.

No importa si tus hijos son bebés o ya son niños de 4 años, muchas veces los juguetes ayudan a hacer del baño un momento divertido. Si bañas a tus hijos en tina, los objetos que flotan son un gran éxito, las burbujas también lo son, otra gran distracción son los recipientes (es muy divertido llenarlos y vaciarlos).

Descubre.

El baño es un muy buen pretexto para que tus hijos conozcan su cuerpo. Cuando son bebés, te sugerimos que cuando laves sus brazos con la esponja o el agua les digas “estoy limpiando tu brazo”. Cuando los niños crezcan pídeles que mientras ellos se lavan te vayan diciendo qué parte de su cuerpo están limpiando. También puedes pedir a los bebés y a los niños que levanten y bajen sus brazos, los bebés disfrutan mucho escuchar los sonidos del agua al subir y bajar los brazos, y los niños se divierten adivinando cuál es la derecha y la izquierda.

Apapacha.

Para cerrar con broche de oro, intenta que cada vez que se acabe el baño tengas un ratito de besos, pláticas y apapachos mientras secas y vistes a tus hijos. Si tus hijos ya tienen 5 o 6 años, y ya quieren ser más independientes, dale su espacio pero no dejes de recordarle que le quieres.

Esperamos que estas 5 ideas antes, durante y después del baño te ayuden a hacer del baño una experiencia divertida y que sea un momento lindo para tus hijos y para ti.