Padres con más de 1 hijo, ¿Cómo darle a cada hijo su tiempo, su espacio y su lugar?

Escrito por Parents' Place

Sabemos que el ritmo de vida que llevamos hoy muchas veces nos exige que hagamos milagros y que estemos en muchos lugares al mismo tiempo; por ello ser madre o padre se ha convertido en un gran reto. A continuación te compartimos algunas ideas para que puedas encontrar el tiempo para cada uno de tus hijos.

Disfruta. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero disfruta cada etapa de tus hijos, el tiempo se pasa volando. Los primeros años los niños pueden llegar a ser muy demandantes, pero en menos de lo que uno se imagina, el bebé ya se convirtió en un niño que va a la escuela. Te invitamos a disfrutar cada etapa de cada uno de tus hijos.

Sé justo. Trata de no tomar partido por ninguno de tus hijos. Sabemos que es común que exista la posibilidad de que con uno de ellos hagas más click que con otros. Si haces diferencias entre ellos, es probable que afectes la relación entre ellos y tu relación con ellos.

Involúcrate. Conócelos, te darás cuenta que aún cuando son tus hijos, son muy diferentes. Conoce sus gustos, lo que no les gusta, lo que les ilusiona, para lo que son talentosos y lo que no disfrutan. Te sorprenderás de lo parecidos que son a ti, pero al mismo tiempo te darás cuenta de que son personas completamente distintas a ti y entre ellos. Una vez que conozcas las particularidades de cada uno, intenta realizar actividades que satisfagan a todos, si no es posible, entonces intenta que cada fin de semana alguien escoja la actividad.

Acéptalos. Es sorprendente ver como dos o tres hermanos pueden ser tan distintos. No esperes que todos tus hijos sean como tu, ni esperes que sean iguales entre ellos. Evita compararlos, eso sólo fomenta la rivalidad y genera sentimientos de inferioridad. Recuerda que cada uno de tus hijos es único, alguno será más independiente que el otro, otra necesitará que le apoyes en cuestión académica, y es posible que haya otro niño en tu casa que todo le salga bien, pero no pueda tener amigos. Aprende a respetarlos y aceptar que cada uno de tus hijos es distinto.

Presencia lo cotidiano. A veces creemos que hay que parar el mundo para dar espacio a cada niño de la familia, pero la realidad es que lo cotidiano es el espacio perfecto para que todos tengan cabida. Dales los buenos días a cada uno, pregúntale a cada uno cómo les fue en el colegio, pregúntales qué fue lo que más les gustó y lo que menos les gustó de su día. Date tiempo de jugar y de reírte con ellos. Así como haces espacio para el trabajo y el deporte, date 20 minutos diarios para jugar, leerles una historia, o lo que más disfruten hacer juntos. Si los intereses de tus hijos son muy distintos, varía las actividades y el contenido de las historias, y con eso ellos se acercarán a ti y tu a ellos.