5 actividades para jugar con tus hijos de diferentes edades

Escrito por Parents' Place

Sabemos que a veces se nos pueden acabar las ideas para jugar con nuestros hijos.  Si ya agotaste el cine, el rompecabezas, cocinar galletas, y su juguete favorito ya no los mantiene interesados; te sugerimos 5 ideas muy sencillas que se pueden convertir en el pretexto perfecto para que la familia conviva. 

1. Juguemos a esculpir la realidad. La plastilina es de los pocos materiales que pueden mantener muy interesado a un niño de 2 años o aun pre- adolescente de 11 años de edad.  Puedes decirle a tus hijos que hagan una escultura de la casa, de algún integrante de la familia, de un coche o de cualquier cosa que se te ocurra. 

2. Qué divertida es el agua. Sabemos que hay que cuidar el agua, por eso es importante que tus hijos la observen y la valoren desde pequeños. Puedes pedirle a tus hijos que te acompañen mientras lavas los platos.  Si ellos ayudan o se portan bien, cada 10 minutos les das derecho a un globo lleno de agua para que jueguen en el patio o el jardín. Pueden jugar  a cacharlos con las manos o con toallas, según las edades de tus hijos.  Si tienes un hijo menor de 4 años, es probable que el juego deba ser en equipos. 

3. Guerra de canciones. La música es un elemento muy importante para tus hijos, es muy común que a los niños les guste cantar, bailar e incluso tocar algún instrumento.  Si vas a tomar carretera este verano, este juego te puede resultar muy útil. Cada integrante de la familia es un jugador individual.  El primer jugador debe de cantar una canción por lo menos 10 segundos, después va el segundo jugador, y así sucesivamente. Cuando alguien repita una canción o se tarde más de 10 segundos en cantar, esa persona pierde.  Si quieres aumentar la dificultad del juego, pídele a los jugadores que sólo pueden cantar una canción con la última palabra que cantó el jugador anterior. Por ejemplo: Jugador 1: “Te quiero yo y tú a mi, somos una familia feliz.” Feliz es la última palabra en la frase, por ello el jugador 2 debería cantar alguna canción que incluya esa palabra, como:          “¡Feliz Navidad! Feliz Navidad, prospero año y felicidad. 

4. A que no me encuentras. A veces se nos olvida que los juegos más sencillos son los que más divierten,  Si todos tus hijos ya caminan, las escondidillas son una gran opción. Para que no haya accidentes es importante que establezcas claramente las reglas. Es importante que los niños sepan que no se pueden esconder en la cocina, que no se vale encerrarse en closets y si existe una alberca cercana, pedir que no se acerquen. Si es necesario, que algún adulto no juegue para que supervise que los lugares peligrosos no sean visitados por los niños. El juego consiste en que uno de los integrantes debe de contar hasta 10, mientras los demás se esconden. Una vez que pasan los 10 segundos el contador va a buscar a los que se escindieron. Los que se escondieron deben de llegar a la base del contador sin ser atrapados, cuando se llega ala base se grita “un, dos, tres por mi”. Si tus hijos aún no pueden caminar, puedes jugar el famoso “peekaboo”. Que consiste en colocar frente a ellos una mantita y decir “dónde está mi niña”, y después levantar la mantita y decir “¡aquí estás!” 

5. Dibujemos. Ten en cuenta que el dibujo nunca pasa de moda, ya sea que hagas un concurso de dibujo, que hagan entre todos los niños un dibujo o que cada quien dibuje de manera individual, el dibujar relaja y gusta mucho a los niños de todas las edades. Al final puedes hacer una exposición en el jardín o en la casa en donde cada quien muestre su dibujo.