¿Cómo enseñar a tus hijos a no hacer diferencias entre las personas?

Escrito por Parents' Place

Vivimos en un mundo en donde constantemente nos invitan a ser incluyentes y tolerantes con los demás. Nuestros hijos constantemente escuchan que deben de tratar a los demás de manera equitativa. Lamentablemente, no es tan fácil que los niños entiendan estos conceptos, cuando ven desigualdad en el mundo. A continuación te presentamos algunas ideas que pueden ayudar a que tus hijos no hagan diferencias entre las personas.

Analicen como familia sus creencias culturales. Muchas veces queremos enseñar a los niños habilidades que ni siquiera nosotros tenemos. Por eso abre el tema en familia. Pregúntate qué tan abierto eres a las diferentes formas de vivir, si puedes convivir con personas de diversos ambientes. Pregúntense que tan abiertos son a otras culturas o distintos estilos de vida. El objetivo de esta plática es explorar qué ideas tenemos de las personas.

Deja que pregunten. A veces nos da miedo que nuestros hijos nos pregunten en relación a estos temas. Preguntas como: ¿Por qué somos diferentes?¿Por qué ellos tienen más oportunidades que yo? ¿Por qué somos de diferente color? ¿Por qué ellos se saludan con la mano y no con un beso?” nos angustian. No tengas miedo, sabemos que son temas delicados y que no existe una respuesta absoluta, sólo intenta explicarles cómo entiendes tú las cosas y permite que ellos expresen lo que piensan.

Descubran distintas expresiones de las culturas. Cualquier motivo puede ser bueno para que tus hijos conozcan de distintas formas de pensar. Puede ser desde un restaurante hasta una obra de teatro, o incluso un museo. Intenta encontrar un espacio para hablarles de las diferentes culturas. De cómo cada una se expresa a través de la música, la manera de vestirse, la comida y la religión. Es importante hacer énfasis en que todas nos ayudan a enriquecer nuestra visión sobre la vida.

Los libros , el teatro, el arte y las películas nos llevan a diferentes mundos. Los libros y las películas son grandes recursos para que tus hijos se puedan imaginar cómo es la vida en otros lugares y cómo existen diferencias de estilos de vida dentro de un mismo país. El arte en general es una vía que nos acerca a otras culturas. No lo desaproveches.

Todas las ideas que te presentamos ayudan a sensibilizar a tus hijos sobre las diferencias que hay entre culturas y personas. No olvides de que la mejor manera de enseñar a no hacer diferencias, es siendo equitativo con todos. Trata a tu pareja, a tus hijos, a tus colegas y las personas que te rodean; de la manera en que te gustaría que tus hijos trataran a los demás.