La historia de los reyes magos para niños pequeños

Escrito por Parents' Place

Hoy te quiero contar una de las historias más conocidas en el mundo. Es una historia llena de magia y símbolos. Además es un relato que nos enseña muchas cosas. Ya al final me dirás qué te parece.

Hace mucho, mucho tiempo, había un rey que se llamaba Herodes. Este rey tenía mucho poder y muchas tierras, él era el que ponía las reglas en Judea, Galilea, Samaria e Idumea. Fue un rey que se caracterizó por ser muy buen constructor, además de ser político y tener un ejército poderoso.

Un día, el rey escuchó que habían unos reyes magos que venían desde lejos a buscar aun niño. Se decía que ese niño iba a ser muy importante e iba a cambiar las cosas. Esto le dio miedo al rey, porque pensó que este niño le podía quitar importancia. Entonces, mandó llamar a los reyes magos que estaban buscando al niño.

Los reyes magos explicaron al rey que estaban buscando al niño que había nacido en una de sus tierras. Ellos venían del lejano oriente, siguiendo una estrella especial que había aparecido en el cielo: la estrella de Belén. Entonces el rey Herodes les pidió a los magos que fueran a buscar al niño y que le avisaran en cuanto lo encontraran para que él también lo pudiera ir a visitar.

Así que los reyes magos volvieron a seguir la estrella. La estrella los guió hasta un pesebre en Belén. Cuando llegaron, vieron a el niño Jesús en los brazos de María, su mami. Los reyes estaban muy emocionados por haber encontrado al niño que habían buscado desde tan lejos. Entonces, los reyes se acercaron para darles sus regalos. Como era un niño especial, le dieron regalos muy especiales, le dieron oro, incienso y mirra. Le dieron oro por ser rey, incienso por ser el hijo de Dios y mirra por ser hombre.

Después de la visita, los reyes se regresaron a su lugar de origen, pero no le dijeron al rey Herodes lo que habían visto y oído.

Reyes Magos