¿Cómo hacer tus redes sociales y las de tus hijos más seguras?

Escrito por Psic. Karina

kids-and-social-networks

Vivimos en un mundo tecnológico y no podemos negarlo.  Sabemos que a pesar de que muchas veces quisiéramos evitar las redes sociales, la realidad es que nos causa mucho conflicto estar desconectados y no saber qué está pasando. A continuación encontrarás algunas ideas para que tus redes sociales sean más seguras:

Privacidad en Facebook. Facebook es una de las plataformas más utilizadas, y es uno de los medios en donde más información personal compartimos. Subimos fotos, compartimos cómo estamos, qué estamos haciendo, dónde estamos, etc.…Por eso es muy importante que mantengas estándares de seguridad básicos:

  • Evita subir información o fotografías que den demasiado detalle de dónde estás y con quién estás. También evita subir fotos de tus hijos que no sean necesarias, igual y en unos años ellos se molestan porque subiste fotos que no querían que compartieras
  • Si no quieres que cualquiera tenga acceso a las fotos que subes, da clic en “Configuración”, en la sección de seguridad y ahí podrás seleccionar el nivel de seguridad que deseas y regular quién tiene acceso a tu información
  • Sabemos que todo esto puede sonar exagerado, pero nuestra información y privacidad es de lo más preciado que poseemos, así que tenemos que cuidarlas.

No todo lo que se sube se puede bajar. La información que subimos al internet se queda grabada para siempre. Así que antes de publicar algún comentario , foto o video; asegúrate de que sea información que no tenga un impacto negativo en los demás o que muestre un aspecto de ti que a largo plazo pueda desfavorecerte. Es importante que adviertas a tus hijos de esta situación desde que son pequeños. Hay que estar conscientes de que todo lo que compartimos se queda en las redes queda registrado, y muchas veces lo pasamos por alto.

Reglas de navegación. Asegúrate de poner reglas de navegación para tus hijos. Sería maravilloso que pudieras acompañarles mientras navegan. Estar tras ellos cuando estén utilizando la computadora, la tableta o el teléfono inteligente. Sabemos que esto puede ser tedioso y a veces complicado, pero aprender a usar las redes sociales es como aprender a manejar o a sumar, nos tienen que ir acompañando poco a poco para que al final uno lo pueda hacer por sí mismo.

Limita los tiempos. Va de la mano con la idea anterior, para hacer más fácil el monitoreo con los niños, sería muy práctico que establecieras cuánto tiempo diario le permitirás a tus hijos estar conectados a las redes sociales.

Respeta los estándares establecidos. Muchas veces nos quejamos de que nuestros hijos están mucho tiempo en la red, pero nosotros mismos podemos estar propiciando el problema. Las redes sociales imponen un mínimo de edad para su uso, no permitas que tu hijo abra cuentas propias si no tiene la edad suficiente para hacerlo.