Diabetes y los niños

Escrito por Parents' Place

Diabetes MellitusLa diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre. Esto puede ocurrir cuando no hay una producción adecuada de insulina, la insulina no funciona correctamente o ambas.

La insulina es una hormona anabólica producida en el páncreas, por las células beta, que ayuda a que las células del cuerpo utilicen la glucosa como energía. En términos sencillos, la insulina es la “llave” que abre el paso de la glucosa a la célula. Cuando ésta no cumple su función, la glucosa se queda en sangre ocasionando aumento de la glucemia (glucosa en sangre). La insulina también estimula el almacenamiento de glucosa en el hígado en forma de glucógeno. Cuando la diabetes no es controlada, puede provocar alteraciones en el funcionamiento de otros órganos como son los ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos.

diabetes2Esta enfermedad se debe tratar multidisciplinariamente a través de una dieta correcta, tratamiento médico como puede ser el uso de insulina o hipoglucemiantes orales y de la práctica de ejercicio físico. Además, es importante tener educación en el tratamiento de la diabetes y llevar un automonitoreo periódico.
La diabetes es una enfermedad muy común y suele tener un diagnóstico tardío.

Actualmente, México ocupa el 1° lugar en diabetes infantil. La principal recomendación es la prevención a través de un estilo de vida saludable; sin embargo, cuando ya se padece, se debe seguir un tratamiento adecuado y seguir con las actividades de los niños, sin excluirlos.

 

Los síntomas de la diabetes se conocen como las 4 “P”:

  • Poliuria: orinar muchas veces y en cantidad abundante.
  • Polidipsia: tener mucha sensación de sed.
  • Polifagia: aumento en el apetito y cantidad de alimentos ingeridos.
  • Pérdida de peso: porque la glucosa consumida no puede ser utilizada correctamente.
  • Otros: fatiga, irritabilidad y visión borrosa.

Recomendaciones generales:

  • Controlar la cantidad de hidratos de carbono consumida (ajustada al tratamiento).
  • Consumir frutas y verduras de temporada y variadas.
  • Lácteos descremados o semidescremados (no más de 2 porciones al día)
  • Incluye proteínas variadas en tu dieta como pescado blanco, pescado azul, huevo, carne de ave y carne roja, (no contienen hidratos de carbono) evita los alimentos procesados.
  • Prefiere cereales integrales (contienen fibra), ya que los refinados como cereales de desayuno, arroz, pasta y pan blancos, son de rápida absorción y esto incrementa la glucemia.
  • Incluye legumbres ya que tienen hidratos de carbono de absorción lenta, fibra y proteína.
  • Hidrátate con agua simple (puedes tomar infusiones o agua saborizada sin azúcar). Los jugos de fruta son una buena opción para revertir la hipoglucemia.
  • Utiliza hierbas aromáticas y especias para potencializar los sabores y disfrutar de tus platillos (orégano, cilantro, perejil, menta, albahaca, comino, canela, vainilla, etc).
  • Haz ejercicio diariamente, combina el trabajo aeróbico con fuerza para mejorar el control de la diabetes (disminuir niveles de glucemia) y disminuir el riesgo de otras enfermedades

Nutrióloga María Fernanda Ortiz C. mcuevas@itj-ze.edu.mx

diabetes3